El Colegio de Ópticos y Optometristas inaugura su sede en la calle Asturias

Varios asistentes a la inauguración. En el centro la presidenta del Colegio, Maria José Prado. /  ALEX PIÑA
Varios asistentes a la inauguración. En el centro la presidenta del Colegio, Maria José Prado. / ALEX PIÑA

Junto con el Rotary Club de Oviedo, Gijón y Avilés colabora en una campaña del Padre Ángel de recogida de gafas para llevarlas a Benñin

SANDRA S. FERRERÍA OVIEDO.

El Colegio de Ópticos y Optometristas de Asturias inauguró ayer su nueva sede en la calle Asturias. Su presidenta Maria José Prado fue la encargada de inaugurar el acto al que acudieron entre otros, el presidente del Rotary Club, Luis Ordóñez, la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, el capellán del oratorio de Las Esclavas, don Álvaro Iglesias, o la decana de la Facultad de Química de la Universidad de Oviedo.

La nueva sede cuenta con un archivo, una sala de secretaría, el despacho de la presidenta, una sala de gabinete con una pequeña biblioteca y una sala polivalente .

Los colegiados ofrecen sus servicios en hospitales concertados, en fábricas de lentes y en ópticas. «Somos un grupo singular y no nos gusta quedarnos atrás ni perdernos nada. Por eso tuvimos que cambiar de sede. La anterior era muy pequeña, entonces adquirimos este piso y lo reformamos. Ahora tenemos más capacidad», explicó.

El mayor servicio que ofrece el Colegio de Ópticos y de Optometristas que ofrece a sus miembros son cursos avaladas por la Comisión de Acreditación de Formación Continuada de Asturias. «Ahora podremos hacer cursos más multitudinarios, antes nos prestaban su sede el colegio de Médicos», celebró.

Durante el acto también tuvo la palabra don Álvaro Iglesias, que bendijo la nueva sede del colegio: «Bendecir este local que es fuente de trabajo», dijo.

Solidaridad

El Colegio de Ópticos y Optometristas con el Rotary Club de Oviedo, el Rotary Club de Gijón, y el Rotary Club de Avilés recogen gafas usadas para entregárselas al Padre Ángel.

La campaña comenzó en el mes de mayo y termina en noviembre. Hasta esa fecha realizarán la recogida de gafas en distintas ópticas del Principado. El Colegio seleccionará las monturas y varios ópticos acudirán a Benín (África) a graduar a las personas de allí, donde el Padre Ángel realiza distintas actividades.

Posteriormente regresan a Oviedo, se encargan los cristales graduados y se montan para volver a llevarlas a Benín. «Esta etapa termina en noviembre. No sabemos cuándo se hará la entrega de gafas al Padre Ángel porque es un proceso que lleva mucho tiempo», explicó la óptica María José Prado.

 

Fotos

Vídeos