Comienza la restauración de San Miguel de Lillo