«Era una compañera excepcional, muy servicial y atenta con todos»

Familiares de Jennifer Montes, ayer, durante el funeral en el tanatorio Noega. / A. FLÓREZ
Familiares de Jennifer Montes, ayer, durante el funeral en el tanatorio Noega. / A. FLÓREZ

Familiares y amigos despiden a Jennifer Montes, de 34 años, fallecida en Ventanielles por una intoxicación con monóxido de carbono

O. SUÁREZ/ R. AGUDÍN GIJÓN/ OVIEDO.

«Todos nacemos con un camino para recorrer y Jennifer no había hecho más que empezar a caminar». José Manuel Álvarez, el párroco de Santa Cruz de Jove de Gijón y capellán del tanatorio de Noega, ofició ayer el funeral por el trágico y repentino fallecimiento de Jennifer Montes Tomás, la mujer de 34 años que murió en su piso de la calle Río Narcea número 17, en Ventanielles, por la inhalación de monóxido de carbono debido a la mala combustión de su caldera de gas.

Pese a llevar años residiendo en Oviedo, Jennifer nació y se crió en Gijón, donde vive la mayor parte de su familia, ahora destrozada por el fatal desenlace de una persona «muy trabajadora, muy alegre y muy tenaz», según la definieron sus allegados.

Jennifer había seguido los pasos de su madre y desde hace catorce años trabajaba en el bingo Fortuna de la calle Caveda. Allí la recuerdan como «una compañera excepcional, muy servicial y atenta con todos, era muy trabajadora y siempre estaba dispuesta a echar una mano», explican otras empleadas del negocio.

Precisamente el miércoles tenía un día libre por haber trabajado en Nochevieja. El martes se despidió «como siempre con una sonrisa, que no la abandonaba nunca, ni en los peores momentos». Fue el jueves por la noche cuando una vecina del número 17 de la calle ovetense Río Narcea se extrañó de que la chica, que residía en el bajo derecha, tuviese abierta la ventana desde el día anterior. Se preocupó y optó por llamar a su madre, de la que tenía el número de teléfono.

La primera reacción de la progenitora fue contactar con el bingo para saber si ese día había ido a trabajar. Sus compañeros le informaron de que tenía el día libre. La intranquilidad fue en aumento al no conseguir localizarla en el móvil. Se dirigió hasta la vivienda y entró por la ventana abierta. En el pasillo descubrió el cuerpo su hija y de inmediato dio aviso a los servicios de emergencias de lo que había pasado. Nada se pudo hacer ella y los médicos solo pudieron certificar su muerte. Había perdido la vida por una intoxicación de monóxido de carbono.

Los altos niveles registrados obligó a los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) a desalojar el edificio. Puerta por puerta fueron informando de la situación y los sanitarios atendieron en las ambulancias a nueve personas. Ocho de ellas fueron trasladadas minutos más tarde al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y a las siete de la mañana pudieron volver a sus casas.

Ayer, alguno de ellos seguía sin creerse lo que había pasado. Confesaron que durante toda la jornada del viernes se sintieron nerviosos pensando que el edificio «podría haber volado» aunque al mediodía se mostraban más tranquilos. «Estamos mejor y ahora me doy cuenta de que por culpa del monóxido de carbono yo no me encontraba bien. En un principio, pensé que eran los síntomas de después de la gripe, pero ahora sé por qué era», comentó una de las vecinas del tercero, Mari Carmen Secades. Asimismo, Florentina Menéndez, residente del primer piso, apuntó que desde el viernes pueden hacer vida normal pero los nervios estuvieron presenten durante parte de la noche.

Parte política

La primera teniente de alcalde, Ana Taboada, rogó ayer a Ciudadanos que «estudie mejor» los proyectos europeos del bulevar de Santullano,después de que el viernes pidiesen la convocatoria urgente de las ayudas para cambiar las calefacciones de Ventanielles y Guillén Lafuerza. Alegan que esta convocatoria es para cambiar las calderas de combustibles sólidos (carbón o leña) y no las de gas, que es la que tenía la fallecida. «Los que estamos en la Corporación municipal debemos trabajar con seriedad y atendiendo al interés general», concluyó.

 

Fotos

Vídeos