Condenado por estafar 365.000 euros con falsos programas de televisión

C. P. OVIEDO.

El Tribunal Supremo ha confirmado, en sentencia firme, la pena de dos años de prisión para un hombre que estafó a dieciocho personas 350.000 euros que supuestamente iba a invertir en la producción de programas o series de televisión, en campañas de publicidad, así como en la empresa de la que decía que era titular. El fallo del Supremo consideró que el hombre captó el dinero, mediante engaños, para enriquecerse ilícitamente.