Más conductoras de ambulancias

Más conductoras de ambulancias
Araceli Estrada entrega el diploma a María Begoña Matos.

Quince alumnos, en su mayoría mujeres, recogen en Transinsa el título para ser técnico de emergencias sanitarias

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

En Transinsa se dieron cuenta de que «pocas» mujeres se formaban para ser conductoras de ambulancia. En cada curso había una media de dos por cada doce hombres y quisieron revertir esta situación. Se pusieron en contacto con el Instituto Asturiano de la Mujer para realizar una formación destinada principalmente a ellas, y ayer concluyó tras seis meses de clases en las instalaciones que la empresa tiene en el polígono del Espíritu Santo. Los quince participantes, doce de ellos féminas, recogieron el título acreditativo y a partir de hoy comenzará el proceso de selección para trabajar en la entidad. Deberán pasar diferentes entrevistas.

Raquel Villa, directora de Recursos Humanos y Operaciones, especificó ayer que en los «próximos meses» la entidad hará un esfuerzo para contratar a más mujeres. La tasa de técnicas de emergencias sanitarias en la empresa se sitúa en el 13% y el objetivo es incrementar este número. Además, esta cifra ya ha aumentado en otros cargos: en la actualidad hay tres directivas y cuatro mujeres ocupan un puesto de responsabilidad.

Los quince alumnos se mostraron encantados con esta iniciativa. Sin ir más lejos, Elena Suárez, natural de Mieres, llevaba dos años en paro cuando le ofrecieron sacar el certificado de profesionalidad de transporte sanitario para poder conducir ambulancias convencionales, pero no de emergencias. No dudó un segundo en aceptar la propuesta y fue una de las quince seleccionadas.

Ella, junto a sus compañeros, recibió formación en anatomía y ecología y lo que más le costó fueron las lecciones relacionadas con el «motor». «Nos han preparado como campeones y ahora estoy con mucho ánimo para encontrar trabajo», ahondó minutos antes de la entrega del diploma acreditativo.

Asimismo, la avilesina Oliva Corral añadió que los tiempos están cambiando y las mujeres están logrando la «igualdad». Eso sí, la parte mecánica fue la que más se le resistió durante la formación aunque al final le acabó cogiendo gusto.

Al acto también acudió la responsable del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cueto, quien especificó que Transinsa fue una de las primeras empresas en adherirse al pacto social contra la violencia sobre las mujeres del Principado de Asturias que data de junio de 2017.

Temas

Oviedo