Conectados a la ley

Sonia de la Paz, Alejandra Riesgo, Marta Tamargo, Ignacio Pérez Arévalo, Eneko Ariz, Daniel Portomeñe y Marisa Nevado. / ALEX PIÑA
Sonia de la Paz, Alejandra Riesgo, Marta Tamargo, Ignacio Pérez Arévalo, Eneko Ariz, Daniel Portomeñe y Marisa Nevado. / ALEX PIÑA

El Colegio de Abogados de Oviedo crea la Comisión de Nuevas Tecnologías para formar a los letrados para el cambio digital | Entre sus primeros pasos, han lanzado una aplicación para la gestión del turno de oficio pionera en España

JUAN CARLOS ABADOVIEDO

Abogados, conectados y con vocación de servicio público para responder a las exigencias que impone la revolución digital. Así es la Comisión de Nuevas Tecnologías que acaba de crear el Colegio de Abogados de Oviedo. Con una doble vertiente. Desde un punto de vista colegial, para informar y formar a los letrados en herramientas 2.0 y, desde el propio ejercicio de la abogacía, en un entorno cambiante y exigente.

La comisión está formada por Alejandra Riesgo, Marisa Nevado, Sonia de La Paz, José Daniel Portomeñe, Marta Tamargo, Ignacio Pérez Arévalo, Eneko Ariz, Javier Núñez y Lucía Modroño. «Es un tema de rabiosa actualidad y en el colegio se echaba en falta una actividad de este tipo», explica Portomeñe acerca de «coordinar necesidades de colegiados y clientes». «Las relaciones con las administraciones y los juzgados suelen dar bastantes problemas con las nuevas tecnologías», tercia De la Paz durante la conversación que mantuvieron con este diario. «Alguien que nos represente en temas como LexNet - el sistema de gestión de notificaciones telemáticas de la Justicia-, que está caído cada dos días», añade acerca de los problemas a los que se enfrentan para responder a las exigencias de la Administración.

«Somos ambiciosos», agrega Riesgo acerca de la aplicación móvil, también de nuevo estreno, con la que los colegiados ovetenses, pioneros en su desarrollo, pueden gestionar el turno de oficio. Desde la apertura de expedientes hasta el cobro de las minutas. «Y queremos avanzar en ese sentido. Queremos hacer otra aplicación relacionada con la biblioteca y, en un futuro, una con todos los servicios del colegio», prevé. Otra de las funciones de la comisión es «motivar y generar interés acerca de las nuevas tecnologías a un colectivo que suele ser renuente», añade Nevado.

En cuanto a los retos relacionados con las necesidades de los clientes, afirman que necesitan actualizarse para adaptarse tanto en la rama penal como en la civil en ilícitos derivados del comercio electrónico o en la relación de la administración con el ciudadano. «Cometer un delito es tan fácil como sacar una foto a una persona y subirla a las redes», recalca Pérez. Tesis que apoyan los demás. «Los delitos con componente digital crecen exponencialmente», añade Nevado. Incluso advierten una «cifra oculta» en relación a quebrantos de la «propiedad intelectual» o «información de las empresas», ejemplifica Ariz.

Temas

Oviedo