El Consistorio estudia ceder las marcas del Real Oviedo a largo plazo

El Consistorio estudia  ceder las marcas del Real Oviedo a largo plazo
Escudo del Real Oviedo durante una celebración de la afición / M. R.

Wenceslao López cree que hay «margen para encontrar alternativas» al informe de Patrimonio y acercar posturas con la entidad carbayona

J. C. A. OVIEDO.

«Hay margen de maniobra para buscar alternativas posibles para negociar con el Real Oviedo y no tener solo una», explicó ayer el alcalde Wenceslao López, a preguntas de este medio, que el pasado martes reveló que el informe de la sección de Patrimonio municipal deniega las alegaciones del club para recuperar las marcas y el escudo bajo sus parámetros.

«Tratamos de tener más opciones», añadió el alcalde en la pretensión de conocer «los márgenes posibles para sentarnos con el Real Oviedo y ver si hay más de una opción» dentro del marco legal y con la intención de buscar «la que más interese a ambas partes».

Por un lado, el Ayuntamiento está atado a emplear la nueva tasación en las negociaciones: «La cuantía está fijada», recalcó López. Por otro, cree, como la entidad azul, que se puede firmar un convenio a largo plazo, 20 años o más, que no sea gravoso para ninguna de las dos partes. «La cuestión es en cuántos años se paga. Qué margen hay para negociar esa posibilidad», reiteró.

Porque el Consistorio no puede ir en contra del interés general ni provocar una pérdida patrimonial por debajo del precio de venta de las marcas del club. Además, con la nueva valoración de los intangibles, comprados en 2009 por 3 millones de euros, el precio mínimo se eleva a 240.000 euros por la cesión. Significa el 6% de los 4,8 millones con IVA, de la revalorización.

Encontrado ese resquicio en los informes que maneja el Ayuntamiento, y con la voluntad tanto del club como del equipo de gobierno de encontrar una solución. Se abren nuevos frentes a solventar.

El Real Oviedo reiteró ayer en estas páginas que su intención es la de pagar los 3 millones de euros de la tasación original. Nada más. Esa será la disputa ahora entre club y Ayuntamiento.

Dentro de las consistoriales se librará otra batalla. Somos Oviedo se desmarcó de la ortodoxia jurídica del informe municipal y pretende ceder las marcas al Real Oviedo por una «cantidad simbólica».

Las intenciones Rubén Rosón, pasan por encontrar otro resquicio a las ataduras de Patrimonio para «no hacer negocio con el Real Oviedo». Desde la candidatura de unidad popular informaron durante la semana que estudian «fórmulas jurídicas» alternativas para hacer algo parecido al contrato de arrendamiento del Tartiere que se eleva a un euro anual. «Total colaboración con el club, como siempre, y tranquilidad a los aficionados», solicitó el edil que valoró la importancia económica para la ciudad el tener un club saneado y en una situación deportiva que le permita acceder a Primera División.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos