El Contencioso manda devolver su nombre anterior a las calles cambiadas por franquistas

Un operario coloca los rótulos de García Lorca (Calvo Sotelo) y Los Fresnos (La Gesta) cuyo cambio de denominación ha sido anulada. / M. ROJAS
Un operario coloca los rótulos de García Lorca (Calvo Sotelo) y Los Fresnos (La Gesta) cuyo cambio de denominación ha sido anulada. / M. ROJAS

Señala que el tripartito incumplió el fallo en el que anulaba los cambios en el callejero y ordena al Ayuntamiento volver a la denominación anterior

G. D. -R.

La magistrada titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo, Belén López, considera que el Ayuntamiento incumplió su sentencia en la que anulaba el cambio de nombre de 21 calles dedicadas a personajes o hechos vinculados al levantamiento o la dictadura franquista y ordena devolver a estas vía su denominación anterior. En un nuevo auto, en el que resuelve el incidente de ejecución de sentencia presentado por el Grupo Municipal Popular (PP), la Hermandad de Defensores de Oviedo y un particular, señala que los nuevos acuerdos adoptados por el Ayuntamiento tras el primer fallo anulatorio no suponen el cumplimiento de la sentencia, porque lo que se requería a la Administración «era restituir la situación al momento anterior». «Lo que supone volver a la denominación previa de las calles, debiendo la administración realizar las actuaciones necesarias» para ello.

La magistrada aclara que en su decisión anterior no ordenaba la tramitación de expediente alguno, sino que anulaba el acuerdo que aprobó la sustitución de nombres de vías públicas en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

El auto es recurrible en apelación ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), pero vuelve a dejar en el limbo una decisión a la que el equipo de gobierno quiso dar una especial relevancia política, pero que no supo llevar a cabo de manera correcta. En diciembre de 2016, el alcalde, Wenceslao López, llevó a junta de gobierno una propuesta para cambiar el nombre de 25 calles y barrios de la ciudad en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Lo hizo tras escuchar los debates de una comisión de expertos nombrada por él ex profeso y muy criticada, por parcial, por la oposición, pero tuvo que tachar cuatro de la lista sobre la marcha. La ley no prevé el cambio de nombre de barrios o colonias como Guillén Lafuerza o Ceano. Los otros 21 nombres sí se cambiaron: Calvo Sotelo pasó a ser García Lorca y General Yagüe, Juan Benito Argüelles.

El PP, la Hermandad de Defensores y un vecino recurrieron al Contencioso y el día de San Mateo, la jueza les dio la razón. El cambio de nombre de las calles fue, decía el fallo, «un acto adoptado prácticamente de plano y puramente discrecional por el alcalde» en el que faltaba la motivación y los dictámenes de los expertos, que el Ayuntamiento trató de aportar al procedimiento pero que no se incluyeron en el expediente.

Hubo algún exabrupto, pero el equipo de gobierno decidió no recurrir la sentencia y volver a tramitar el cambio de nombre de estas 21 calles como forma de dar cumplimiento al fallo. Lo aprobó de nuevo el pasado 16 de enero, pero los recurrentes formularon un incidente de nulidad. La jueza les ha vuelto a dar la razón. Pide un acuerdo que restituya «la denominación anterior», pide que Wenceslao López (PSOE), Ana Taboada (Somos) o Iván López (IU) voten, por ejemplo, darle otra vez su calle al General Yagüe. El alcalde, por si acaso, anunció ayer su intención de recurrir el auto de la magistrada ante el TSJA.