Costillas buscará financiación para el Otero Brutal Fest, pero elude garantizar la subvención

«Nos vamos a reunir con los organizadores para ver cómo podemos solucionarlo», adelanta el edil, que no avanza de qué partida saldría la ayuda

ALBERTO ARCEOVIEDO.

Un malabar presupuestario. Eso es lo que necesitará el festival de música hardcore, metal y punk Otero Brutal Fest para llegar entero a su séptima edición. Después de que EL COMERCIO adelantase anteayer el recortado anteproyecto del presupuesto de la Fundación Municipal de Cultura para el próximo año, con cerca de 600.000 euros para la celebración de actividades y en el que se preveía la eliminación de raiz de la subvención de 80.000 euros para la esperada cita musical, la intención del equipo de gobierno es buscar una salida financiera salvar la cita. Al menos, de forma inicial, y por el momento sin garantías. Así lo adelantó ayer, en declaraciones a este diario, el concejal de Cultura de la Corporación municipal ovetense y presidente de la FMC, José Luis Costillas.

«Lo cierto», explicó el edil, «es que a día de hoy, en el presupuesto no existía ninguna subvención nominativa para el Otero Brutal Fest. No existía», reiteró en varias ocasiones, «como sí ocurre en otros casos como el Tigre Juan, por ejemplo». Por eso, anticipó, y ante el aluvión de críticas recibidas durante los pasados días a este respecto tanto desde la organizacón del evento como desde la oposición, que «nos vamos a reunir con los organizadores para ver de qué manera podemos solucionarlo», aseguró.

Sin embargo, y en ese sentido, a excepción de varias partidas por ahora inciertas como los 80.000 euros contemplados para 'actividades multimedia' o los 300.000 para 'otras actividades culturales, el borrador presupuestario de la FMC no da mucho margen de maniobra. «Lo estudiaremos» -el cómo, el de dónde y el cuánto-, concluyó Costillas.

Por su parte, los integrantes de Otero Crew, el colectivo organizador, mantuvieron ayer una conversación con el concejal de la formación naranja en la que este les aseguró que «iba a trabajar por sacar adelante» el festival.

En los pasados meses, como ha podido conocer este diario, Costillas ya había mantenido una reunión con el colectivo para asegurarles esto mismo y para advertirles de que, si bien la partida contemplada inicialmente iba a descender desde los 80.000 a los 50.000 euros, los designios del bipartito pasaban por dotarlos de una ayuda económica. Por eso, aún no han querido «celebrar nada».

«Un golpe bajo»

Mientras tanto, desde Oviedo SOS Cultura criticaron ayer el «golpe bajo» asestado al Brutal Fest. «No tiene sentido que el Ayuntamiento no apueste por un festival que, con el paso de los años y el impulso adecuado, podría aspirar a convertirse en una cita musical tan importante como la del Resurrection Fest», en Viverio, que mueve cada año a decenas de miles de personas a la localidad gallega, declaró Diego Díaz, integrante de la plataforma. Además, también denunció la «vuelta atrás, a una visión monográfica de la cultura en Oviedo,» que supone el anteproyecto de la FMC.

Temas

Oviedo