Cuesta estudia los cambios aprobados en las líneas de autobús

El nuevo mapa de TUA, con un 25% más de kilómetros de red, debería entrar en vigor en agosto; Ciudadanos pide tiempo para analizarlo

G. D. -R.OVIEDO.

El plan de Movilidad se queda en un cajón por la falta de estudio de impacto ambiental. Es casi un alivio. El nuevo equipo de gobierno no se verá atosigado por un documento aprobado y dispondrá de más tiempo para decidir si les gusta la radical apuesta del plan por retirar coches del centro de la ciudad, con un diseño que elimina el tráfico privado del centro de la ciudad desde Muñoz Degraín a la avenida de Santander. A diferencia del anterior plan de Movilidad, tramitado por el PP y del que no se ha ejecutado casi ninguna de las inversiones previstas, el anterior equipo de gobierno dividió el trabajo. De un lado, Infraestructuras se puso a buscar el consenso de los vecinos para reformar el mapa del transporte urbano y, a sus espaldas, Medio Ambiente a diseñar el futuro de la movilidad en la ciudad. Con la segunda parte en el aire, a la concejalía de Nacho Cuesta le toca decidir en días si mantiene en pie la ampliación del servicio de Transporte que dejó su predecesora en en área, la socialista Ana Rivas y cuya entrada en vigor está programada para el 1 de agosto.

Ese día, nueve de las 14 líneas deberían sufrir cambios y se añadirían dos nuevos recorridos, con uno rápido -R- entre las Facultades y Intu Asturias. El actual equipo de gobierno no se siente obligado por ese calendario, pero también es consciente de que la mejor fecha para implantar cambios en la red es el verano y que la ampliación del servicio, con un 25% cuenta con un respaldo mayoritario de las asociaciones vecinalesEn marzo, casi con un resoplido de alivio, la a las que se les estimaron 199 de las 222 alegaciones presentadas. «Tenemos previsto informar esta semana sobre la situación del servicio de Transporte», señalan desde Ciudadanos, pidiendo tiempo para aterrizar en un área que une Urbanismo, Licencias, Edificios o Zona Rural en una sola concejalía.

El nuevo mapa, diseñado por Infraestructuras, sumará 241,65 kilómetros de rutas, frente a los 193,75 del actual sistema, implantado por el anterior equipo de gobierno en 2014. Se trata del mayor expansión del servicio, un 24,7%, desde su creación. Y se hará con un coste mínimo. De apenas 146.000 euros, según las previsiones de los técnicos municipales. La clave está en que el crecimiento de la red se financia con la reducción de frecuencia en las líneas C, que pierde cuatro articulados, y E, que quedaría con uno menos. Los técnicos estiman que muchos de los usuarios de la primera se pasarán a la nueva rápida R.

Temas

Tua, Oviedo