Javier Cuesta niega que el tripartito dejase proyectos por 35 millones de euros

Javier Cuesta./Áelx Piña
Javier Cuesta. / Áelx Piña

Ha hecho hincapié en que el PSOE «no tiene capacidad moral para hablar de ejecución de inversiones»

EFE

El concejal de Economía de Oviedo, Javier Cuesta, ha asegurado que, el hecho de que el portavoz del PSOE, Wenceslao López, mantenga que el tripartito dejó la pasada legislatura un centenar de proyectos para ejecutar por valor de 35 millones de euros, no deja de ser «una falacia de proporciones dantescas».

Cuesta le ha pedido al grupo municipal socialista rigor, sobre todo cuando pone de manifiesto unas cifras «que no se corresponden con la realidad», y ha insistido en que los proyectos no son «folios y listados que al final no tienen nada detrás».

Sobre este asunto, ha recordado que esos 35 millones corresponden con el ajuste presupuestario que su gobierno tuvo que llevar a cabo con el proyecto presupuestario del tripartito, «que incumplía la estabilidad presupuestaria».

Además, ha hecho hincapié en que el PSOE «no tiene capacidad moral para hablar de ejecución de inversiones», después de que en cuatro años ejecutara 25 millones, «menos de 7 cada año».

En este sentido, ha indicado que el actual equipo de Gobierno ha «duplicado» la ejecución en el concejo en los tres meses que lleva de legislatura, superando los 5 millones, por los 2,7 millones ejecutados en los primeros seis meses del año.

A su juicio, las cifras dejan en evidencia al grupo socialista, que trata de presentar una realidad con datos «que no se sostienen».

Tras las declaraciones de Cuesta, la edil socialista Ana Rivas ha insistido en acusar al concejal popular de «mentir públicamente» al negar la existencia de documentos y expedientes que están en el Ayuntamiento.

Rivas se ha puesto a disposición del edil para explicarle lo que es un proyecto técnico y en qué servicios municipales puede localizar cada uno, «por si tiene algún problema para entenderlo».

A su juicio, estas manifestaciones reflejan la «obsesión» del actual equipo de Gobierno para borrar los cuatro años de gobierno progresista, que ya ha alcanzado unos «extremos preocupantes».