«Me cuesta respirar por culpa de la contaminación»

Santullano es donde se registran los niveles más altos. /ALEX PIÑA
Santullano es donde se registran los niveles más altos. / ALEX PIÑA

Los ovetenses ya empiezan a notar los efectos de la alta polución y exigen medidas

ROSALÍA AGUDÍN

Oviedo es la ciudad más contaminada de Asturias. Así lo revela el estudio IQAir, realizado por la empresa suiza AirVisual ,y en el que también se indica que la capital del Principado de Asturias está en los primeros puestos a nivel nacional. Esta situación preocupa a los ovetenses y piden soluciones urgentes antes de que el problema vaya a más. No obstante, algunos ciudadanos ya están notando los altos niveles de polución que se registran durante varios días al año.

La estudiante Noelia Graciá sufre hipersensibilidad olfativa y dice que cuando hay altos niveles de contaminación le «cuesta respirar». Nota cómo el aire no le llena los pulmones, siente «angustia» e incluso se «marea». Esta situación, según añade, la padece más cuando está en Gijón aunque en Oviedo también sufre estos episodios.

Alexandro Fernández es camarero y señala que por el momento no nota los efectos de la contaminación aunque pide que se tomen «medidas estrictas» cuanto antes: «Si esta situación no se acota todos acabaremos padeciendo las consecuencias», especifica para a renglón seguido proponer «la eliminación de los coches diesel y de gasolina» y que sean sustituidos por «eléctricos».

En este sentido, Alba Fernández propone la reducción cuanto antes de los gases que se emiten a la atmósfera, un mayor control sobre los vertidos a los ríos y a las fábricas. De esta forma, se evitará que los niveles de polución sigan aumentado y Oviedo se convierta en Madrid. «Allí se nota mucho más. Solo hace falta mirar al cielo para ver la boina», añadió esta estudiante.

Mientras, José Ramón Álvarez no entiende algunas medidas para reducir los niveles de contaminación. Dice que no sabe cómo beneficia a la atmósfera que la entrada a Oviedo por la autopista 'Y' sea a 50 kilómetros por hora si sigue pasando el mismo número de vehículos . «Por el momento no he tenido ningún problema por culpa de esta situación pero los responsables políticos deben tomar medidas eficaces para paliar esta situación», ahondó este trabajador de la construcción.

Oviedo encabeza la lista de las ciudades más contaminantes de Asturias, con una media de 13,6 microgramos de partículas en suspensión por metro cúbico, y le sigue Lugones con 12,1. Langreo ocupa el tercer puesto en cuanto a este tipo de contaminante, con 12,1 microgramos por metro cúbico, seguido de Avilés, con 10,5; Gijón, con 9,9, y Salinas, con 7,9. Un dato en común entre todas las localidades es que los valores medios alcanzados durante el año fueron inferiores a los de 2017, tal y como se revela en este estudio publicado el lunes.