El decacampeón del Sella, Walter Bouzán, se une al cuerpo de Bomberos

El decacampeón del Sella, Walter Bouzán, se une al cuerpo de Bomberos
Iván Álvarez, Ricardo Fernández, Carmen del Prado y Wenceslao López, con las nuevas incorporaciones al servicio de Bomberos. / ÁLEX PIÑA

El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) se «rejuvenece» con diecinueve nuevas incorporaciones

A. ARCE OVIEDO.

Diecinueve hombres tomaron ayer posesión de su nuevo cargo como bomberos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Oviedo. Lo hicieron en un acto celebrado en el Salón de Plenos en el que participaron el alcalde, Wenceslao López; el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández; el concejal del área de Interior, Iván Álvarez; y la jefa del servicio de Bomberos, Carmen del Prado.

Entre los nuevos bomberos aparecen nombres como los de Pablo Cirujano, Jorge Pérez o Rubén López, y destaca la figura del piragüista riosellano Walter Bouzán, diez veces ganador del descenso del Sella (nueve en K2 con Álvaro Fiuza y uno en K1) y dos veces campeón del mundo de maratón, retirado ahora de las competiciones de larga distancia

Diez nuevos agentes técnicos y nueve agentes técnicos conductores para la plantilla. «Juro, por mi conciencia y honor, cumplir las obligaciones del cargo, guardar y hacer guardar la Constitución el Estatuto de Autonomía del Principado de Asturias y el resto del ordenamiento jurídico», proclamó cada uno de los nuevos efectivos en medio de un salón consistorial abarrotado con la presencia de familiares y amigos, representantes sindicales y concejales del resto de fuerzas políticas.

El regidor, tras dar su enhorabuena, afirmó que el de ayer era «un día muy importante para la ciudad de Oviedo», pues, según sus palabras, «el recurso humano es el bien más preciado del Ayuntamiento», y el que «más escasea», abundó.

Por su parte, el edil de Seguridad Ciudadana, recordó «los instantes difíciles y complicados» vividos en el seno de su concejalía, y resaltó el «rejuvenecimiento» de la plantilla, que hasta este momento contaba con una media de edad de 53 años. Los nuevos miembros tienen edades inferiores a los 40 años.

Finalmente, Álvarez quiso destacar la labor realizada por los funcionarios de las áreas de Personal y de Seguridad Ciudadana, que, como enfatizó, «han hecho posible el proceso burocrático».