La defensa del acusado por el crimen de Salesas anuncia «sorpresas» en el juicio

Agentes de la Policía Científica saliendo del portal el día que sucedieron los hechos /ALEX PIÑA
Agentes de la Policía Científica saliendo del portal el día que sucedieron los hechos / ALEX PIÑA

Tratará de «probar la inocencia» del procesado por la muerte de 'Lolín' en junio de 2017 en la sesión del próximo lunes en la Audiencia Provincial

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Este lunes se celebra la primera vista oral del juicio contra el único acusado por el asesinato de José Manuel Fernández Vázquez, 'Lolín', que murió en la madrugada del 27 de junio de 2017 en el cuarto de basuras del edificio de Salesas, en la plaza de Primo de Rivera. La abogada de la defensa, que ayer estuvo presente durante la sesión para conformar los miembros del jurado popular, vaticinó «que habrá sorpresas» y que el objetivo final es «probar y demostrar la inocencia del acusado», explicó Sara González, que sustituyó a Luis Tuero, quien representará al procesado durante las vista.

Un juicio que arrancará el lunes a las nueve y media de la mañana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial. Se prolongará hasta el viernes. La primera de las sesiones la protagonizará el testimonio del acusado, en prisión preventiva desde hace año y medio, cuando fue detenido por la Policía Nacional como supuesto autor del asesinato de 'Lolín'. Dos puñaladas, una en el tórax y otra en la clavícula, acabaron con su vida.

Jurado popular

Un tribunal con jurado será el encargado de declarar la culpabilidad o inocencia del procesado. Precisamente ayer se configuró su formación, que contará con nueve miembros y dos suplentes.

Todas las partes personadas, es decir el Ministerio Fiscal, la acusación particular y la defensa, tuvieron que elegir a los once candidatos entre las veintisiete personas que pasaron la primera criba para conformar el jurado. Estas nueve personas tendrán que dirimir sobre la culpabilidad o inocencia del procesado, para el que el Ministerio Fiscal solicita una pena de veinticinco años de cárcel por asesinato.

El escrito de acusación provisional por parte del Ministerio Público hace hincapié en que el crimen fue motivado por los celos del procesado hacia su víctima porque convivía con una expareja suya.

 

Fotos

Vídeos