El PP denuncia sufrir «una cacería política» con los expedientes de Villa Magdalena

La biblioteca municipal de Villa Magdalena. / PIÑA
La biblioteca municipal de Villa Magdalena. / PIÑA

«Todavía no sabemos si nos vamos a rendir», afirman desde el PSOE tras el archivo de las segundas diligencias

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

«Un nuevo varapalo para las pretensiones del tripartito», así califió ayer Gerardo Antuña, portavoz adjunto del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Oviedo, el archivo, por segunda vez, del expediente de Villa Magadalena. El edil afirmó, además, que, con la apertura de sucesivos informes, «el tripartito solo busca revancha y usar este asunto para tratar de obtener un rédito político». El Partido Popular ovetense, al mando del Consitorio cuando se produjo la expropiación, cree sufrir « una cacería política» por parte del equipo de gobierno «con Wenceslao López a la cabeza».

Porque Antuña acusó a continuación al alcalde de «querer retorcer» los criterios de los técnicos municipales en la búsqueda de un responsable para el incremento de precio de la expropiación del palacete de la avenida de Galicia. Algo infructuoso hasta la fecha. Como avanzó ayer EL COMERCIO, tampoco a la segunda prosperó el expediente para encontrar responsable del pago de 45 millones de euros de más en la expropiación de Villa Magdalena. La instructora, Mercedes Díaz Amodia, mantiene para archivar estas segundas diligencias lo que dijo en las primeras. Que no existe responsabilidad patrimonial sino, tal vez, contable y que esta ya la rechazó en dos ocasiones el Tribunal de Cuentas.

Ana Rivas, portavoz, de los socialistas en el Ayuntamiento, rechazó por su parte hacer valoraciones acerca del archivo del expediente que propone la instructora, impulsado personalmente por el alcalde tras solicitar el Grupo Municipal Socialista un nuevo informe a la Universidad, tras haber dejado caducar el primer procedimiento. «Desafortunadamente la realidad va por un lado y la justicia, a veces, va por otro», señaló la edil. «Nosotros hemos puesto toda la carne en el asador porque defendemos que ahí hubo una mala gestión de Gabino de Lorenzo y sus equipos de gobierno». Rivas añadió que «la prudencia nos obliga a aceptar ciertas cosas, pero todavía no sé si nos rendiremos, todavía no lo hemos analizado».

Somos mantuvo una postura de distancia con el nulo resultado de las diligencias pese a que Rosón explicó que «no es una buena noticia» que «los responsables del latrocinio de Villa Magdalena no respondan con su patrimonio del agujero de más de 63 millones de euros». La de arena, el recado al alcalde, vino después. «Hemos acompañado las vías elegidas por Wenceslao López para investigar este asunto» deslizó Rosón para añadir que Somos no confiaba desde un principio en que, con la misma instructora al frente del expediente el resultado fuera a variar.

Una Díaz Amodia que quiso inhibirse del procedimiento por el que investigó la gestión de De Lorenzo, José Agustín Cuervas-Mons, Alicia Castro Masaveu, Alberto Mortera y Agustín Iglesias Caunedo cuando ostentaron bastón de mando y las concejalías de Economía y Urbanismo del Ayuntamiento. Rosón agregó a continuación que desde Somos sugirieron que se contara con un «informe complementario» de los abogados consistoriales, algo que «fue rechazado por López, a pesar que el asesor de Alcaldía también lo veía importante».

Iván Álvarez, concejal de Izquierda Unida mostró su disconformidad con el resultado del expediente. «Consideramos que la torticera tramitación de la expropiación ha supuesto un perjuicio muy gravoso para los ovetenses», explicó el concejal que añadió que «desde IU consideramos que sí existen responsabilidades políticas claramente definidas».

Álvarez fue más pesimista que sus compañeros de gobierno y explicó que «el informe ata prácticamente de pies y manos al equipo de gobierno» pero que «desde IU analizaremos todas las alternativas para que los responsables no queden impunes».

El Grupo Municipal de Ciudadanos acusó, por último, al tripartito de ser el «gobierno del postureo». «No quiseron personarse en la causa de Olloniego y aquello que decían de 'levantar alfombras', la verdad es que no quieren ni mirar el polvo», recriminó el edil Luis Zaragoza. «Todo lo que tienen entre manos queda en nada, este expediente era un fracaso anunciado», agregó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos