Detenido en un hostal de Gijón el acusado de abusar de siete niñas en la zona infantil de una sidrería de Oviedo

Detenido en un hostal de Gijón el acusado de abusar de siete niñas en la zona infantil de una sidrería de Oviedo

La Fiscalía ha solicitado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza ante el riesgo de fuga

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

La Policía Nacional ha detenido en un hostal de Gijón al hombre acusado de abusar sexualmente de siete menores en la zona infantil de una sidrería del barrio de Teatinos, en Oviedo, en 2018. El hombre se encontraba en busca y captura desde este mismo martes tras no presentarse a la vista oral que se iba a celebrar en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial. Está acusado de siete delitos de abuso sexual a menores de 16 años por los que la Fiscalía del Principado de Asturias le pide 21 años de prisión.

La detención se produjo en Gijón el miércoles por la mañana. El hombre estaba alojado en un hostal de la ciudad. Para ello, tuvo que facilitar su DNI de ahí que se activara el mecanismo que desencadenó su arresto. Gracias a la orden de busca y captura dada por el juzgado la requisitoria saltó inmediatamente en la base de datos que manejan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En este caso, la de la Comisaría de Gijón.

Los agentes de la Policía Nacional se desplazaron hasta el lugar donde estaba alojado y lo detuvieron allí mismo. Tras pasar la noche en los calabozos, esta misma mañana fue trasladado a los juzgados de Oviedo. La Fiscalía ha ordenado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza ante el riego inminente de fuga. Permanecerá encarcelado hasta que se fije de nuevo fecha para el juicio al que no se presentó esta semana.

Su abogada, Gary García Fonseca, ya ha hablado con su cliente en los propios calabozos de la sede judicial. «Está preocupado por lo que ha hecho», afirmó su letrada. Eso sí, el hombre no le precisó aún, los motivos por los que decidió no presentarse al juicio y que desencadenó su orden de busca y captura.

El ministerio público sostiene que, durante los primeros meses de 2018, el acusado con la excusa de acompañar a su hijo de 3 años, bajaba a la zona infantil de la sidrería (que contaba con una piscina de bolas y un tobogán) y que, aprovechando que el espacio estaba apartado del de restauración, «sometió a siete menores a diversos tocamientos, tras acercarse a ellas con la excusa de querer jugar al escondite». La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de siete delitos de abuso sexual sobre menores y solicita que se condene al acusado a tres años de prisión por cada uno de los delitos, 21 años en total, así como una orden de alejamiento de las menores, del lugar de los hechos y de «cualquier ludoteca, guardería, parque infantil o establecimiento frecuentado por menores durante cinco años».