Dos detenidos por amenazar a clientes y una camarera de un bar en Ventanielles

Dos detenidos por amenazar a clientes y una camarera de un bar en Ventanielles

«Te vamos a rajar y quemar el local», le espetó uno de los agresores a la trabajadora mientras blandía un cuchillo de grandes dimensiones

J. C. A.OVIEDO.

La Policía Local ha detenido a dos hombres, con iniciales J. M. F. y B. P. F., tras amenazar a la camarera y los clientes de un conocido bar en Ventanielles por discrepancias en la factura tras pasar la tarde del lunes de copas.

Al parecer, según fuentes de seguridad consultadas por este diario, ambos habían estado consumiendo bebidas alcohólicas desde las seis de la tarde hasta aproximadamente la medianoche del lunes al martes. La trifulca comenzó al no ponerse de acuerdo con los dueños del establecimiento en cuanto al importe a abonar por la juerga.

Según los testigos, los dos individuos abandonaron el local y regresaron al poco tiempo acompañados de una mujer. Uno de ellos, el más joven, lo hizo, supuestamente, blandiendo una navaja y profiriendo amenazas a la camarera del local. «Te vamos a rajar, dar dos hostias y quemar el bar», afirman los testigos que le espetó a la camarera. Tras el aviso, una patrulla de la Policía Local se personó en la calle río Dobra y logró identificar a uno de los detenidos en el mismo establecimiento.

Los agentes, tras recabar información acerca del segundo individuo, comenzaron las pesquisas dando con él en una calle cercana. Este, al percatarse de la patrulla que lo seguía, emprendió la huida atrincherándose en un portal junto con la mujer, que también participó en la bronca pero que no resultó detenida.

Fue esta la que permitió a la Policía entrar en el portal mientras el supuesto agresor emprendió de nuevo la huida escaleras arriba para introducirse en un piso del inmueble. Una vez allí, los agentes lograron convencerle de que abriera la puerta. El detenido confesó haber discrepado con los dueños del establecimiento pero negó cualquier amenaza con arma blanca. Algo que contradicen las versiones del resto de clientes del establecimiento, así como las de los dueños del local.

La Policía Local continúa con las pesquisas a la espera de confirmar el suceso gracias a las cámaras de videovigilancia con las que cuenta el establecimiento.