El edificio del número 13 de Campoamor se rehabilita para una decena de viviendas

El edificio de la calle Campoamor número 13. / ALEX PIÑA
El edificio de la calle Campoamor número 13. / ALEX PIÑA

El derribo del interior del inmueble, que está protegido, se está haciendo de forma manual para conservar la fachada y la escalera

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

Sus orígenes se remontan a principios del siglo XX y ahora la propiedad lo reformará, aunque se mantendrá la fachada y la escalera. El edificio 13 de la calle Campoamor está siendo vaciado de forma manual para su posterior reconstrucción. Según el coordinador de las obras y que a su vez es gerente de la empresa Aesnorte, Roberto Domínguez, los trabajos de derribo durarán «tres meses» y se tendrá especial cuidado porque la estructura es de madera, para no traspasar las paredes de los edificios contiguos y para proteger los peldaños entre los diferentes pisos.

El edificio, que cuenta con un grado de protección parcial P3, será rehabilitado en dos años. Contará con cinco plantas en las que se construirán una decena de viviendas y la primera altura será la más característica. Se ha propuesto que uno de los pisos sea «complemente accesible» para personas con movilidad reducida. Todas las estancias estarán adaptadas aunque el comprador «no tiene que ser una persona discapacitada», añade Domínguez.

En el bajo comercial seguirá estando la mueblería Cué, cuyos dueños son los propietarios del inmueble, y se creará una nueva planta para los trasteros. El edificio no contará con garaje porque el grado de protección del edificio impide la instalación de un portón automático en la fachada y se conservará la parte exterior y la escalera. Ambas estancias serán reformadas y en la primera se ha instalado un andamio para protegerla durante la rehabilitación. Además, se instalará un ascensor panorámico.

La venta de los pisos ya está en marcha y se pueden adquirir a partir de 210.000 euros. El precio variará según los metros de las viviendas y hay pisos con 52,45 metros cuadrados y otros con 137,59 metros cuadrados.

Remonte del sector

Esta es una muestra más del remonte de la construcción en Oviedo, donde según un estudio realizado por la Sociedad de Tasación para la Confederación Asturiana de la Construcción-Asprocon el precio medio se sitúa en 161.000 euros, por detrás de Avilés (191.000 euros) y Gijón (182.000). La media son viviendas de entre 90 y 100 metros cuadrados, algo mayores en Oviedo que en el resto, de dos y tres dormitorios y, en su amplia mayoría, libres.

Dicho informe revela también que la capital asturiana necesitará 2.269 pisos en los próximos cinco años, cifras que contrastan con el número de casas vacías que hay en la actualidad. El equipo redactor de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana estima que son 20.264. El 16,1% del total, que ascienden a 125.495 domicilios, según los cálculos del Instituto Nacional de Estadística (INE).