Dos empresas de Valencia y Cantabria ultiman las carrozas del Día de América

Una de las carrozas participantes en el desfile de la 68 edición del Día de América en Asturias. / MARIO ROJAS
Una de las carrozas participantes en el desfile de la 68 edición del Día de América en Asturias. / MARIO ROJAS

«Cuando te aprietan el cinturón tienes que actuar con creatividad para que nadie pierda», afirma el presidente de la SOF, Felipe Díaz-Miranda

A. ARCEOVIEDO.

La Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) aún tiene mucho trabajo por delante y el tiempo apremia. El desfile del Día de América en Asturias, que se celebrará el próximo 19 de septiembre, encara su 69 edición con más prisas de las deseadas y sus organizadores, encabezados por Felipe Díaz-Miranda, ya están ultimando las negociaciones con los proveedores principales. Por el momento, anticipó el presidente de la sociedad, serán dos las empresas encargadas de construir las carrozas. En primer lugar, un clásico, las de los hermanos Sánchez, llegadas desde Valencia (participantes desde hace cincuenta años); y en segundo, las infantiles, construidas por la empresa cántabra Francis-2.

«Nuestro objetivo es mantener los mismo proveedores para aprovechar al máximo los tiempos y respetar las tradiciones de la velada. Ya estamos terminando de diseñar las carrozas y, si no se nos queda cojo el presupuesto, aspiramos a aumentar el número con respecto a la edición anterior», recalcó el presidente. En 2018 desfilaron doce carrozas.

La subvención para este ejercicio es superior a lo prometido en un primer momento por el exedil de Cultura Roberto Sánchez Ramos, que garantizó 180.000 euros. El nuevo equipo de gobierno incrementó esta cantidad en 15.000 euros, pero no alcanza lo que la SOF había pedido, 275.000 euros.

«Cuando te aprietan el cinturón tienes que actuar con creatividad para que nadie salga perdiendo. Es así, soy arquitecto y hasta podría decir que esa presión forma parte de mi trabajo», admitió Díaz-Miranda.

Las cuentas de San Mateo, en general, siguen siendo un quebradero de cabeza para todos. El concejal de Economía, Javier Cuesta, acusó al edil de Somos Rubén Rosón de «mentir « al sostener que hay 1,4 millones de euros para las fiestas cuando las partidas nominativas «no llegan a 900.000 euros». Este montante es casi la mitad del dinero gastado en 2018.

Por otra parte, la intención de la concejala de Juventud, Covadonga Díaz, es recuperar las barracas. Se están examinando diferentes emplazamientos de la ciudad, como El Milán y Llamaquique. Ayer uno de los dueños de estas instalaciones, Máximo Patiño, apuntó que ambos lugares están a «desmano» del epicentro festivo.

Con las llaves

No obstante, a poco más de un mes para la celebración de la multitudinaria prueba de fuego de la SOF, Díaz-Miranda mantuvo ayer su primera reunión con la junta directiva en la sede central de la entidad en la quinta planta del edificio del Teatro Filarmónica. «El Ayuntamiento ya nos ha dado las llaves del local y podemos empezar a trabajar como es debido», manifestó. «Hoy (por ayer), es el primer día que tomamos contacto con la que ha sido la sede histórica de la SOF».