El Escorialín reabre tras un año y medio cerrado

La Oficina Municipal de Turismo de El Escorialín, en funcionamiento después de un año y medio cerrada. / HUGO ÁLVAREZ
La Oficina Municipal de Turismo de El Escorialín, en funcionamiento después de un año y medio cerrada. / HUGO ÁLVAREZ

Cuatro diplomados en Turismo en prácticas, contratados durante un año, recibirán a los visitantes en la oficina

ALBERTO ARCE OVIEDO.

El pasado 30 de noviembre de 2017, la Oficina Municipal de Turismo del Campo, El Escorialín, cerraba por falta de personal. Un mes después, el 27 de diciembre, la borrasca 'Bruno' le arrojaba un tronco encima que destrozaría el tejado y la cristalera. El arreglo no fue muy costoso (unos 11.000 euros pasados al seguro); sin embargo, la oficina no volvió a abrir sus puertas hasta anteayer. Tras casi un año de demora en las convocatorias, adjudicación y puesta en marcha de los planes de empleo autonómicos que dotasen al espacio de personal cualificado, el particular edificio ha dejado de ser una mera oficina virtual. El Escorialín ha vuelto a abrir sus puertas al turismo a poco más de un mes de que comience el verano -y a escasas dos semanas de que tengan lugar los comicios municipales-. Cuatro diplomados en Turismo en prácticas, contratados durante un año, serán los encargados de recibir a los visitantes.

De presentarlo a la ciudadanía se encargaron, durante la mañana de ayer, la vicealcaldesa y candidata a la Alcaldía, Ana Taboada; y el actual concejal de Economía y Turismo de la Corporación municipal ovetense, Rubén Rosón. El concejal celebró «el salto importante», en cuanto a la gestión turística del municipio, que han dado en estos cuatro años desde el tripartito. «Hemos incrementado en cientos de miles el número de pernoctaciones al año en Oviedo, la capital del turismo en Asturias», declaró el edil de la formación morada. Y afirmó, además que El Escorialín «ya ha atendido a más de ochenta personas» en su primer día abierto tras casi dos años en los que no estaba muy claro el futuro de la instalación.

Por su parte, Taboada fijó dos objetivos claros y criticó que «la oficina estuvo cerrada por culpa de la mala gestión llevada a cabo por el Gobierno asturiano y el Partido Popular, que en su momento trasladaron esta oficina a la plaza del Ayuntamiento y dejaron el resto de la atención ciudadana para oficinas virtuales». La vicealcaldesa, que también aplaudió las cifras en materia de turismo, concluyó sentenciando que «El Escorialín es un punto de referencia que debe tener atención ciudadana como históricamente ha sido».

En ese sentido, Rosón, del mismo modo en que lo hizo antes que él Taboada, tiró el guante al Gobierno socialista asturiano al criticar que «el programa de empleo debería haber salido hace tiempo», ya que «depende del Principado». Aun así, incidió, «nosotros lo dotamos de una financiación muy superior a la que nos concede» el Ejecutivo regional.

El edificio, que data del 1958 y que fue bautizado como El Escorialín así por la lentitud de su construcción, funcionó como oficina municipal de turismo auxiliar -desde la firma de un acuerdo entre el Ayuntamiento y el Principado hace ya varias décadas que cedía el uso de la oficina de la plaza de la Constitución al Gobierno autonómico- hasta el pasado 30 de noviembre, un mes antes de que un tronco lo destrozase.

Temas

Oviedo