«EdP se expone a multas por no descontaminar la Fábrica de Gas», advierte Somos Oviedo

El recinto de la Fábrica de Gas, propiedad de EdP. / M. ROJAS
El recinto de la Fábrica de Gas, propiedad de EdP. / M. ROJAS

Urbanismo emplaza a una reunión con la eléctrica el próximo septiembre para avanzar en la compra de los terrenos

J. C. A.OVIEDO.

El concejal de Somos Oviedo, Rubén Rosón, alertó ayer que la dilación en la firma del convenio de compraventa de los terrenos de la Fábrica de Gas, expone a la actual propietaria, la eléctrica EdP, al «pago de multas por no descontaminar los suelos». La citada factoría, ubicada en la calle Paraíso, comenzó su actividad en 1858 y cerró sus puertas en 1985. Desde entonces, varios han sido los intentos para lograr, primero, que el patrimonio industrial que alberga no se destruya y, segundo, poder destinar el complejo a equipamientos culturales.

El pasado marzo, la concejalía de Urbanismo en manos entonces de Ignacio Fernández del Páramo, llegó a un preacuerdo con EdP para la compra por parte del Ayuntamiento de todo el complejo así como dos parcelas anejas que suman 600 metros cuadrados. Por los 4,5 millones de euros que solicitó la compañía, la eléctrica se comprometió a descontaminar los terrenos y a redactar un nuevo plan que mantenga en pie la nave de la Popular Ovetense que en el anterior plan especial desaparecía.

El concejal de Somos denunció ayer que la paralización de la compra coloca a la empresa en una situación «delicada» puesto que se expone al pago de multas por no descontaminar los terrenos, cuestión a la que está obligada por ley la propiedad. «La adquisición por parte del Ayuntamiento de la Fábrica de Gas, es una operación que dejó nuestro gobierno lista: una suerte de acuerdo con EDP para la adquisición de la fábrica y que la empresa privada descontaminase los terrenos», recordó Rosón que calificó de «bloqueo» la situación en la que se encuentra la firma del acuerdo.

Desde Urbanismo, cartera que ocupa el cabeza de lista de Ciudadanos, Nacho Cuesta, confirmaron a este diario un día antes que en la agenda del concejal está reunirse con los directivos de EdP a la vuelta del verano para avanzar en la operación. Pero para Somos Oviedo no es suficiente. Rosón cargó contra los concejales de Ciudadanos afirmando que «no conocen el estado del expediente y no hablan de los asuntos de ciudad». «Costillas, el concejal de Cultura dice que no existe ni siquiera expediente mientras que Nacho Cuesta dice que tiene pendiente reunirse con EdP para cerrar la operación», resumió el concejal de Somos al «exigir» que se «agilice todo el proceso, porque la empresa está en riesgo del pago de multas por no descontaminar esos terrenos, dado que es una obligación del propietario».