Oviedo llora la muerte de Vanesa Alonso, fundadora del Boca a Boca, a los 40 años

Una fotografía de Vanesa Alonso, fundadora del Boca a Boca. / E. C.
Una fotografía de Vanesa Alonso, fundadora del Boca a Boca. / E. C.

Su familia y amigos la recuerdan como una mujer «esencial» para el Oviedo Antiguo, «activa y vital hasta el final» de su lucha contra el cáncer

ALBERTO ARCE OVIEDO.

La fundadora del Boca a Boca, uno de los restaurantes pioneros de la comida vegana y vegetariana en Oviedo, cofundadora del restaurante Meraki de la plaza del Paraguas, e impulsora de la asociación de vecinos Oviedo Redondo, Vanesa Alonso Martínez, falleció ayer a los 40 años de edad víctima del cáncer. Durante la tarde de ayer, el tanatorio de El Salvador acogió la capilla ardiente, y fueron muchos los que acudieron a despedir a una mujer a la que su familia y amigos recuerdan como una «luchadora incansable que estuvo activa y vital hasta el último momento». Sus restos mortales serán incinerados hoy a las doce del mediodía después del funeral en el mismo tanatorio.

El Boca a Boca, ubicado en el número 16 de la calle San José desde hace una década, se había convertido en uno de los referentes para el público alternativo de la ciudad y uno de los primeros locales con categoría 'dog friendly' para clientes que no quieren dejar a sus mascotas. El pasado 11 de abril, el establecimiento reabrió sus puertas después un mes cerrado por reformas. Alonso había sido diagnosticada hacía un año, pero seguía en el negocio «con coraje y valentía», recordaron sus más allegados.

Desde abril, El Boca a Boca tiene nueva gerencia, encabezada por la hermana de la fallecida, Aránzazu Alonso; y su marido (el cuñado de la fundadora), Rubén Amado Álvarez. «Aun estando enferma, lo que más ilusión le hacía y una de las cosas que le hizo tirar para adelante era volver a ver el Boca a Boca abierto», escribió el hermano político de la fallecida a través de las redes sociales, que estuvieron plagadas de emotivos mensajes de apoyo durante toda la jornada de ayer. «Y consiguió verlo funcionando, por lo menos durante un mes», recalcó Álvarez profundamente emocionado. «No tengo palabras para agradecerle todo lo que me dio. Literalmente me cambió la vida», sentenció.

En el tanatorio, uno de sus amigos más cercanos y cliente habitual del Boca a Boca «desde hace años», Iván Martínez, destacó el «carácter luchador» de 'Vane' -así la llamaban sus amigos-, «activa hasta el final», matizó, y su «continua dedicación» al negocio. «Gracias a su participación en Oviedo Redondo y a su lucha por reactivar el barrio, El Antiguo es hoy un lugar más lleno de actividades culturales», resaltó.

Consternados

En ese sentido, Manuel Almeida, presidente de Oviedo Redondo, quiso recordar lo «importante que ha sido la figura de Vanesa Alonso» para el colectivo vecinal. Una mujer «esencial», incidió, dentro del movimiento «que nunca dejó de lado los proyectos, ni siquiera estando enferma». «Estamos todos consternados. El desenlace se podía esperar por la gravedad de su enfermedad, pero nos ha cogido por sorpresa dada la vitalidad que mostraba continuamente. Nos duele, y mucho, esta pérdida», concluyó Almeida.

Para guardar el luto por la hostelera, el Boca a Boca permanece hoy cerrado.

Temas

Oviedo