Fallece Luis Miguel Fernández, el «alma» de las fiestas de La Corredoria

Fallece Luis Miguel Fernández, el «alma» de las fiestas de La Corredoria

Impulsó uno de los primeros chiringuitos de San Mateo y fue uno de los fundadores de la sociedad deportiva y cultural del barrio ovetense

ROSALÍA AGUDÍN

El presidente de la sociedad de festejos de San Juan Bautista de La Corredoria, Luis Miguel Fernández, falleció este miércoles a los 62 años a causa de una larga enfermedad. Esta noticia sentó como un jarro de agua fría tanto a los vecinos del barrio como a los gestores de los chiringuitos tradicionales y todos ellos destacaron su «gran calidad» humana.

'Luismi', como era conocido, había sido uno de los primeros en montar estas casetas en el año 1983 y durante todo este tiempo defendió a capa y espada este modelo exportado por el exalcalde Antonio Masip y la concejala Covadonga Bertand: «Fue un trabajador nato. Siempre estaba en el espacio que este colectivo ha montado durante los últimos 35 años y era el alma de las fiestas de San Juan», apuntó la presidenta del colectivo vecinal de San Juan de La Corredoria , Maite Orozco.

En señal de duelo, la música de los chiringuitos se apagó durante cinco minutos a las ocho de la tarde y «todos los colectivos hemos puesto dinero para una corona», apuntó Susana Moral de 'El rincón cubano'.

La labor que Fernández desarrolló no solo estaba relacionada con el mundo cultural. También fue uno de los fundadores de la Sociedad Deportiva de La Corredoria y ayer su vicepresidente confesó sentirse apenado: «Era muy amigo mío y antes de tener la enfermedad venía siempre que podía a ver los partidos», destacó Ismael Aguirre. En ellos, animaba a los jugadores del barrio y protestaba siempre que veía una injusticia sobre el campo: «Había nacido en La Corredoria pero vivía en San Lázaro. Sin embargo, era frecuente encontrarlo por las calles del barrio».

Ahora, esta sociedad deportiva quiere agradecerle todo el trabajo realizado con un homenaje. Se enmarcará dentro del trofeo José Manuel Arias que se celebrará el próximo año: «La entidad está de luto y queremos tener un detalle con él», adelantó ayer Aguirre.

La capilla ardiente por su fallecimiento ha quedado instalada en la sala número tres del tanatorio Puente de Nora. Allí su mujer, Clara María Iglesias, y sus hijos, Alicia y Sebas, han recibido hoy el pésame de sus familiares y conocidos. El entierro se celebrará a las cinco de la tarde de este jueves en la iglesia de San Juan Bautista de La Corredoria y después sus restos serán incinerados en Los Arenales.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos