«Estaba jugando tan normal y de golpe se desplomó; no pudimos hacer nada»

Avelino López, vecino de Lugones y de 47 años, falleció por una parada cardíaca mientras disputaba un torneo de fútbol en El Cristo

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Todo sucedió en cuestión de segundos. Los mismos en los que Avelino López, de 47 años, caía desplomado al suelo mientras disputaba un torneo amateur de fútbol en el campo de El Cristo tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. Ni los primeros auxilios realizados por sus compañeros de juego ni la actuación de un empleado de las instalaciones deportivas; tampoco los cuarenta minutos que estuvieron los equipos sanitarios intentando reanimarlo pudieron salvar su vida.

Ocurrió en torno a las once y media de la mañana en el transcurso del XI Torneo Amateur Empresas Asturias (2018 2019). Se enfrentaban los equipos Cervecería Yeyos, de Pola de Siero, contra el ovetense Tiwoop-Siempre Campa, equipo en el que jugaba el fallecido. A los cuarenta minutos de que arrancara el encuentro sucedió la tragedia. «Estaba tan normal y de golpe se desplomó. Corrimos a él y comprobamos que estaba mal; al poco llegó un empleado de las instalaciones deportivas que sabía de primeros auxilios con un desfibrilador, pero no pudimos hacer nada», explicó Ramiro López, capitán del Tiwoop- Siempre Campa y amigo del fallecido.

El suceso
Avelino López cae desplomado al suelo durante un partido de fútbol 7 en las instalaciones deportivas de El Cristo.
Parada caridíaca
Los equipos sanitarios, desplazados hasta el lugar, estuvieron cuarenta minutos intentado reanimar al jugador.
Torneo amateur
El suceso se produjo durante la cuarta jornada de liga del XI Torneo Amateur Empresas Asturias.

Los servicios sanitarios que se desplazaron hasta el campo de fútbol estuvieron cuarenta minutos con las maniobras de reanimación. Al final solo pudieron certificar su muerte.

Avelino López, que deja viuda y un hijo, era natural de Gijón . «Era muy aficionado al fútbol y seguidor del Sporting», señaló el capitán. Su padre, Nicanor López, se jubiló de la fábrica de Naval Gijón. Era un maestro de calderería al que llamaban 'Chaquetina'. El fallecido residía actualmente en Lugones, donde era muy popular. También en Oviedo. Se dedicaba a la colocación de vallas publicitarias, explicó ayer su compañero.

Ayer, Avelino disputaban el cuarto partido de la temporada. Se trata de una liga amateur en la que participan aficionados al fútbol a través de equipos patrocinados por diferentes empresas de la región. El equipo del fallecido está patrocinado por Tiwoop S. L., una empresa de suministros ópticos y de audiología de la capital asturiana de cuyos responsables era familia, y por el bar de la calle Carpio Siempre Campa. Avelino López llevaba seis años jugando en este equipo.

Su funeral se celebra hoy en el tanatorio de Los Arenales, donde está instalada la capilla ardiente, a partir de las seis menos cuarto de la tarde.