«Mi familia y yo no necesitamos su pésame, necesitamos su respeto», dice Rivas a Cuesta

«Mi familia y yo no necesitamos su pésame, necesitamos su respeto», dice Rivas a Cuesta

«Me resulta difícil enfrentarme a la falta de calidad humana de quienes llegan a la política pensando que vale todo y no», indicó la concejala socialista

J. C. A.OVIEDO.

La comparecencia de Ana Rivas ayer ante los medios tuvo un preámbulo luctuoso. El pasado miércoles, Nacho Cuesta trasladó de manera pública el pésame en su nombre y en el de Ciudadanos por la muerte, ese mismo día, de la hermana de la concejala socialista, víctima de una larga enfermedad.

El vicealcalde lo hizo también como anticipo a la rueda de prensa en la que, a continuación, cargó contra la gestión de Rivas al frente del transporte público. Críticas que, en descargo del vicealcalde, repartió, sin citar expresamente a Rivas, sobre el anterior gobierno. Sin embargo, el daño ya estaba hecho.

«Este señor decidió públicamente trasladarme su pésame y ni mi familia ni yo necesitamos su pésame, necesitamos su respeto», espetó la concejala sensiblemente afectada por verse en la tesitura de hacer público un aspecto de su vida privada.

«Quien ha querido darme el pésame de verdad lo ha hecho de manera privada por correo o un mensaje, no era necesitaba un acto público en el que además ha considerado adecuado juzgar y decir mentiras sobre mi gestión», añadió acerca de la comparecencia de prensa.

Más información

Rivas explicó que si respondía a Cuesta tras unos días «desconectada», por razones obvias, de la actualidad municipal, fue porque el propio concejal naranja fue quien decidió hacer público su pésame que, sin embargo, no le trasladó de manera privada, reveló.

«Me resulta difícil enfrentarme a la falta de calidad humana de quienes llegan a la política pensando que vale todo y no. Hay que decirles que no, no vale todo», indicó la concejala socialista en la sala de prensa municipal.

Por último, añadió que cree que quizás Cuesta piense que «ir a las procesiones, ir a misa, estar con el Arzobispo y fotografiarse con él le da más catadura moral, pero no es así».

Temas

Oviedo