Las familias rechazan que las escuelas infantiles cierren «tres meses» en el año por vacaciones

Las familias rechazan que las escuelas infantiles cierren «tres meses» en el año por vacaciones

Padres de seis centros de la ciudad advierten que la anterior edil de Educación aprobó una instrucción para casi triplicar el periodo de descanso

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

El calendario para las escuelas infantiles cambiará el próximo año. Pasarán de cerrar durante casi un mes y medio a lo largo del años por vacaciones a cerca de tres. Los padres de seis de las siete guarderías del municipio-La Corredoria, Colloto, María Balbín, Rubín, Dolores Medio y La Florida- están indignados. Fue, dicen, la anterior concejala de Educación, Mercedes González, quien firmó «dos días antes de las elecciones» una instrucción en la que se contemplaban estas modificaciones y los padres no fueron informados de forma oficial hasta días más tarde. «Solo colgaron una hoja en el tablón de anuncios de los centros y para el cambio no han contado con nuestra opinión», lamentó María Calvo, una de las madres afectadas, que hizo de portavoz de los afectados. Continuó que esta modificación se hizo una vez que los padres renovaron las plazas de sus hijos para el próximo curso y los nuevos usuarios formalizaron las solicitudes.

El convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Consejería de Educación contempla que estas guarderías deben dar servicio durante «once meses» al año. En agosto dejarían de dar clases y en septiembre se retomaría la actividad. Pero hace tiempo que no es así: «Las vacaciones este año empiezan el 19 de julio. Los padres íbamos tirando por ahora, pero con los nuevos cambios no podremos conciliar nuestra vida laboral y familiar».

El Ayuntamiento ha establecido unas vacaciones para las escuelas infantiles similares a las del resto de centros educativos. Las guarderías cerrarán sus puertas «tres semanas por Navidad, una en Semana Santa y se han establecido varias jornadas no lectivas durante el curso, como el día del profesor». Las vacaciones de verano comenzarán el «15 de julio» y la actividad no se retomará hasta primeros de septiembre, aunque el comedor no funcionará hasta el «día 16».

Cerrarán «tres semanas por Navidad, una en Semana Santa más los días no lectivos»

La suma de jornadas sin servicio es cercana a los «tres meses al año» y los padres no están dispuestos a admitirlo. «Salvo julio, tendremos que pagar todos los meses completos y los colegios por ejemplo tienen actividades por el verano para que las familias puedan conciliar», señaló esta madre, cuya hija está matriculada en el último año en la escuela infantil de La Florida.

Los afectados están esperando a reunirse con el nuevo concejal de Educación, José Luis Costillas, para exigir una solución. Ayer, el edil destacó que la semana que viene mantendrán un encuentro «con las familias, directores de las escuelas y personal para abordar este problema que hemos heredado del anterior gobierno». «Intentaremos encontrar una solución que satisfaga a todas las partes», apuntó.

Movilizaciones

Mientras, las familias están sopesando movilizarse. Lo harían en un lugar céntrico de la ciudad. Una de las posibilidades es aprovechar la jornada en la que se junten para acudir a la reunión con el concejal de Ciudadanos y concentrarse durante varios minutos.