La feria ganadera de La Ascensión está «en duda por su cercanía con la de Llanera»

La feria ganadera de La Ascensión está «en duda por su cercanía con la de Llanera»

El concejal de Festejos reconoce las dificultades de organizarla, pero garantiza el resto de la programación en la plaza de los Ferroviarios

J. C. A. / A. A. OVIEDO.

A menos de dos meses de que tenga lugar la celebración de La Ascensión, el concejal de Cultura y Festejos, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', reconoció ayer que la cita ganadera en Olloniego, uno de los ejes principales de la fiesta del campo en Oviedo, se encuentra «en duda» por su «cercanía» con la feria de San Isidro de Llanera, que se celebrará a mediados del próximo mayo y porque el Consistorio no quiere «interferir en otros eventos» próximos.

No obstante, el edil enfatizó que «no hay que alarmarse en exceso» porque la Fundación Municipal de Cultura (FMC) trabaja para que los próximos 31 de mayo y 1 y 2 de junio la programación en la plaza de los Ferroviarios esté lista. «Estamos realizando todo el proceso de contratación», explicó 'Rivi', que fue más allá e indicó que los técnicos municipales también se afanan en los pliegos para la noche de San Juan y los diez días de San Mateo. «Están trabajando en cerrar San Mateo, que es lo que tiene que dejar hecho este gobierno», recalcó.

Avanzó también que las carpas que se instalen en la Losa servirán para otros eventos de la programación mateína. «Hace mes y medio que trabajamos en ello porque si no con la Ley de Contratos no llegaríamos. Las fiestas son de la gente y no pueden peligrar», afirmó.

Lo cierto es que el mercado ganadero de La Ascensión no pasa por su mejor momento. A la preferencia del sector por la recuperada cita llanerense, los últimos equipos de gobierno no han conseguido reflotar la feria ni acercarla a la ciudad desde su última ubicación urbana en Los Prados.

De 2002 a 2015, el mercado se trasladó al recinto ferial de Llanera. En el intento por reflotarla durante este mandato, y de traerla a Oviedo, el gobierno local planeó trasladar la feria de La Ascensión a Montecerrao en 2015. La decisión fue aprobada en la extinta Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) con el respaldo de todos los grupos políticos a excepción del Partido Popular con el argumento de que «algo tan genuino y esencial, como son los animales de la fiesta de La Ascensión, regresen a Oviedo». Pero no salió adelante porque los vecinos de este barrio protestaron y la feria acabó, finalmente, en el polígono de Olloniego-Tudela.

Menos cabezas

El año pasado, mientras en Llanera se exhibieron seis mil cabezas, en Olloniego apenas llegaron a las quinientas. Las críticas del sector acerca de la instalación elegida fueron notables. Las intenciones del equipo de gobierno pasaban por cerrar una fecha fija que no dependiese del calendario festivo para no coincidir con otros mercados.

Este año no hacía falta porque San Isidro se celebrará los días 12 y 13 de mayo, pero el polo de atracción del evento de Llanera parece inclinar la balanza en favor de este último.