Festejos descarta la Catedral y baraja llevar a la losa de Renfe los conciertos de las fiestas

El Ayuntamiento invirtió casi un millón de euros en la renovación de la losa y en solucionar sus filtraciones. / PIÑA
El Ayuntamiento invirtió casi un millón de euros en la renovación de la losa y en solucionar sus filtraciones. / PIÑA

Oposición y asociaciones vecinales cargan contra el presidente de Otea y defienden el modelo festivo: «San Mateo es de todos los ovetenses»

J. C. ABAD / C. PÉREZOVIEDO.

Ni la plaza de la Catedral, ni La Ería, ni las pistas de San Lázaro. Festejos baraja, como opción primera para ubicar los conciertos de San Mateo, la recién remozada plaza de los Ferroviarios. La concejala de Autorización de Festejos, Covadonga Díaz, descartó en ayer en rueda de prensa, definitivamente, el escenario habitual frente a El Salvador de los últimos años debido a los problemas con la recepción de la obras y aplazó, hasta la semana que viene el anuncio de la decisión. Según pudo saber este diario, el equipo de gobierno se inclina por la losa como una ubicación idónea para los grandes recitales de las fiestas.

Desde la toma de posesión del nuevo equipo de gobierno, Díaz ha mantenido numerosas reuniones con promotores para tratar de llenar un cartel que la anterior Fundación Municipal de Cultura dejó en blanco por problemas presupuestarios. Pero el problema no es solo de nombres, sino de espacios: a Catedral no está disponible, San Lázaro está descartado y La Ería coincide con dos partidos del Real Oviedo. En ese escenario, la losa se ha abierto camino como escenario principal. Díaz confirmó ayer solo los secundarios: la plaza Feijoo para el concurso de Rock Alejandro Blanco Espina, el Paraguas para otroas músicas y Eel Bombé para las orquestas.

Contra Almeida

Pero ayer no solo se habló de escenarios. Las declaraciones antes de ayer del presidente de Otea, José Luis Álvarez Almeida, acerca de que «San Mateo tiene que ser de los hosteleros» y la «total sintonía» con los empresarios declarada por el concejal de Hostelería, Alfredo García Quintana, incendiaron a la oposición y a muchos vecinos en las redes sociales.

El socialista Diego Valiño recordó que «las fiestas de San Mateo son de la ciudadanía de Oviedo, no de una asociación que representa a una parte de la hostelería ovetense». «El Ayuntamiento tiene que preocuparse por los problemas de Oviedo, no de Otea», sostuvo el concejal para quien, «sería inconcebible que se vuelva a ceder suelo público a esta entidad privada para su propio beneficio». Bajo los gobiernos del PP, el Ayuntamiento cedía la organización de las casetas de los hosteleros a la asociación presidida por Almeida. Valiño recordó que que «el gobierno que dirigió Wenceslao López abrió por primera vez la posibilidad de participar a toda la hostelería».

La lider se Somos, Ana Taboada, destacó las curiosas prioridades del nuevo gobierno local, en el que Educación ni es una concejalía de gobierno, pero la hostelería, sí. Resaltó, además que «tetenemos a García Quintana de responsable de algo que ejercía como profesional previamente» y por lo que fue condenado.

El coordinador de IU y exconcejal, Iván Álvarez, también salió ayer en defensa del actual modelo de fiestas populares que no puede ser «solamente de los hosteleros». «El señor Almeida tiene que entender que Oviedo no es Benidorm ni quiere serlo» y defendió su apuesta por un turismo de calidad.

La FAVO remitió un comunicado en el que dice que las fiestas pertenecen a los ovetenses y «no son patrimonio de ningún grupo político, gobierno municipal y menos aún de una organización patronal».

Temas

Oviedo