Las fiestas de San Claudio arrancan con el chupinazo y la misa de San Roque

El disparo del chupinazo. / H. ÁVAREZ
El disparo del chupinazo. / H. ÁVAREZ

La comisión de fiestas ha organizado una carrera solidaria, prevista este mediodía y cuyos beneficios irán para el AMPA del colegio

A. ARCEOVIEDO.

Misa, gaitas y voladores. Los vecinos de San Claudio ya se han vestido de romeros para celebrar sus tradicionales festejos en honor a su patrón, San Roque. El día acompañó y tras el chupinazo, que avisó a los más despistados del inicio de las celebraciones, los fieles asistieron a la eucaristía en la iglesia de Santa María, secundada por la banda de gaitas Ciudad de Oviedo.

Un inicio solemne que fue seguido a lo largo de la jornada por la sesión vermú en el práu de la fiesta, la celebración de una gran parrillada para los asistentes y de una verbena inaugural marcada por la presencia del DJ Nacho Otero y de la orquesta Venezia, que cerró la jornada.

La cosa no acaba aquí. Las actividades para hoy comenzarán a las once y media de la mañana con la celebración la carrera solidaria para los niños y adultos -en varias tandas- destinada a colaborar con la AMPA del colegio San Claudio.

Para recuperar las energías, después del reparto de premios de la prueba y de la sesión vermú, al mediodía, se ha programado una gran comida popular a base de fabada, arroz con leche, pan y bebida. Los más pequeños podrán disfrutar de una verdadera fiesta con juegos tradicionales a partir de las 18 horas. Por la noche, Nacho Otero volverá a iniciar la velada musical. Y los encargados de poner el broche final serán los músicas la orquesta Tekila, a partir de las 23.30.

Ya mañana, para culminar los festejos, habrá que madrugar. Al menos, todos aquellos que quieran participar en la II Cacería del Zorro, que recorrerá desde el estadio Carlos Tartiere hasta el práu de la fiesta a partir de las 9.30. También se homenajeará a los más mayores de San Claudio y la última verbena correrá a cargo del Grupo Ideas y, nuevamente, del DJ Nacho Otero.