La Fiscalía investiga al excomisario de Oviedo por retirar una multa al coordinador de IU

La UDEF registró el Ayuntamiento el pasado julio. / P. LORENZANA
La UDEF registró el Ayuntamiento el pasado julio. / P. LORENZANA

La junta de gobierno rechaza sufragar los costes de la defensa del anterior jefe de la Policía Local y del mando investigado en el caso

G. D. -R. OVIEDO.

La Fiscalía Superior de Asturias investiga al excomisario principal de la Policía Local, José Manuel López, y a otro mando del servicio como presuntos autores de un delito al retirar una multa al entonces coordinador de IU de Asturias, Ramón Argüelles. Los dos investigados solicitaron al Ayuntamiento que corriese con los gastos de su defensa y asesoramiento legal, pero ayer, según confirmaron fuentes municipales, la junta de gobierno rechazó hacerlo en base a los informes de Abogacía Consistorial.

Los hechos se produjeron en agosto de 2017, pero solo se conocieron tras el desembarco de la UDEF y la detención del jefe de la Policía Local en el marco de la 'operación Enredadera' que investiga el presunto amaño de contratos de gestión del tráfico y equipos policiales. Entre las conversaciones intervenidas a los investigados, la Guardia Civil anotó una como «hallazgo fortuito». Como un indicio de un presunto delito, pero no conectado con el que tenían autorización judicial para investigar los agentes.

En la conversación, Ramón Argüelles, entonces coordinador general de Izquierda Unida en Asturias, llama a José Manuel López, jefe de la Policía Local de Oviedo, para que le quite una multa. El comisario accedió y maniobró presuntamente para hacerlo. En una serie de llamadas al otro funcionario investigado, interviene para frenar la sanción.

La conversación aparece transcrita entre las páginas 1.464 y la 1.467 del sumario. Tras recibir la llamada de Argüelles, diligente, López en apenas veinte minutos localiza al agente que ha efectuado la denuncia, llama a El Rubín, pregunta por él e inquiere al otro funcionario investigado si «tienen confianza en ese sentido» para solicitar a continuación que le mantengan informado. Transcurren unos minutos y el mismo interlocutor le devuelve la llamada desde un teléfono móvil: «No hay ningún problema, que destruya la copia». Es entonces cuando el comisario informa al coordinador general de Izquierda Unida. «Ríen», según se transcribe en la documental, y comparten chanzas.

«Puedes guardarla de recuerdo», afirma el comisario en la última comunicación. «Ya te debo una, cabronazo», le responde Argüelles. Ahí finaliza el intercambio.

La Fiscalía entiende que del relato puede desprenderse la comisión de un posible delito de omisión en la persecución de un ilícito, por lo que ha comunicado a los implicados la apertura de las diligencias, que solo fueron posibles tras publicar varios medios el contenido del sumario.

Recurso pendiente

El comisario José Manuel López, tras unos días de dudas después de los registros de la Guardia Civil, fue cesado como jefe de la Policía Local por pérdida de confianza, según justificó el alcalde tras la destitución del jefe policial.

El funcionario recurrió la decisión ante el Contencioso que, en primera instancia, avaló su destitución. El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 4 rechazó el recurso porque el estallido de la 'operación Enredadera' «constituye un suceso de especial trascendencia, e incluso alarma, en la vida municipal de una ciudad tranquila y tradicional» como Oviedo. y «desde luego puede determinar la pérdida de confianza» del alcalde en el funcionario y «sin dudas puede afectar a la imagen y menoscabo del cuerpo de la Policía Local», por lo que su cese estaba «justificado». López recurrió ante el TSJA el fallo. Fuentes jurídicas creen que la resolución del mismo no se demorará más que unas semanas.