El Gobierno autoriza la fabricación de los 384 blindados 8x8 por 2.083 millones

Arriba, dos de las configuraciones en las que se fabricará el Dragón. Abajo, un vehículo blindado exibido en Gijón el año pasado. / E. C.
Arriba, dos de las configuraciones en las que se fabricará el Dragón. Abajo, un vehículo blindado exibido en Gijón el año pasado. / E. C.

El mayor contrato de Defensa en una década tendrá un «impacto relevante» en la fábrica de Santa Bárbara Sistemas en Trubia

JUAN CARLOS ABADOVIEDO.

El Consejo de Ministros aprobó ayer la mayor autorización de gasto en Defensa para la próxima década -que llevaba paralizada desde 2010 por la crisis económica- para la construcción del nuevo vehículo de combate VCR 8x8 'Dragón', cuyo cometido será sustituir a los vetustos BMR, los blindados actuales de la dotación del Ejército de Tierra con 40 años de vida. El contrato asciende a 2.083 millones de euros y se pagará en anualidades hasta 2030.

Según la comunicación oficial de Moncloa, Defensa considera actualmente a Santa Bárbara Sistemas como «contratista principal» y autoridad técnica de integración del programa junto con las empresas Indra y Sapa como subcontratistas de primera nivel «como la única opción con capacidad industrial suficiente para atender el objeto del contrato».

O lo que es lo mismo, una vez desarrollado el prototipo por la UTE formada por las tres anteriores empresas, las previsiones de contrataciones tendrán «impacto relevante» en las plantas de Santa Bárbara de Trubia, Alcalá de Guadaira (Sevilla), Aranjuez (Madrid) y Andoain (Guipúzcoa).

Las cifras que estima el Gobierno hablan de 1.650 puestos de trabajo, 650 de ellos directos y garantizarán una década de actividad en la factoría trubieca donde se montará la barcaza del blindado.

Santa Bárbara, perteneciente a a la estadounidense General Dynamics se impuso a otros consorcios como Trium-DRS, formado por las españolas Escribano e Indra y la filial nacional de la italiana Leonardo, que iba a fabricar, por ejemplo, una estación de combate para el 8x8, no la plataforma.

Según el Gobierno, la diversidad geográfica de las factorías de Santa Bárbara garantiza que el desarrollo del programa va a potenciar la base industrial nacional, «obteniendo un producto con sello español que puede exportarse al mercado internacional».

El contrato cubre la fabricación del primer tramo de producción de los 348 vehículos en sus 13 configuraciones diferentes, incluyendo los respectivos componentes del sistema de misión -armamento, nivel de protección, sensores, comunicaciones y sistemas de mando y control-, así como los productos del apoyo logístico.

Los VCR 8x8 sustituirán así a toda la flota de vehículos que actualmente utilizan los militares de Tierra. En su mayoría son los BMR, pero también serán sustituidos los VEC, Lince, RG-31, TOA M-113 y los VCZ «por un único modelo de vehículo basado en una arquitectura abierta y modular», según Defensa.

El contrato conocido ayer entra dentro del 'Plan de Renovación de Material de las Fuerzas Armadas' que data de 2007. La crisis aplazó su tramitación, pero en julio de 2015 se retomó el programa y se autorizó la celebración del contrato para los programas tecnológicos asociados a los futuros vehículos, siendo este el antecedente del acuerdo autorizado este viernes.

La ejecución de la partida de más de 2.000 millones se ampara en el acuerdo del Consejo de Ministros de diciembre de 2018, en el que se acordó modificar los límites establecidos en el artículo 47 de la Ley General Presupuestaria para adquirir compromisos de gasto, a fin de posibilitar al ministerio la reprogramación de las anualidades de los programas especiales derivadas de la adquisición de estos 348 blindados.

Pizarro

De hecho, las previsiones del Ministerio de Defensa pasan por ampliar la producción del 8x8 hasta sumar cerca de mil unidades con sucesivas ampliaciones de la disposición de gasto para actualizar la unidad fundamental del Ejército de Tierra.

En Trubia, sin embargo, no es el único vehículo que estará en construcción. El pasado mayo Santa Bárbara Sistemas presentó en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad el primer modelo del nuevo vehículo blindado de combate de zapadores de la familia 'Pizarro' (VCZAP) y que fue ensamblado en la factoría ovetense.

El VCZAP ofrece, según la compañía, «una capacidad única para las unidades de zapadores» ya que dispone de un sistema flexible automatizado para instalar en un único vehículo los diferentes implementos requeridos en las misiones de zapa: pala, arado, rodillo antiminas y marcador de obstáculos. La serie de 'Pizarros' se elevará hasta treinta y seis unidades contratadas por la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de este vehículo de combate de infantería, pensado para acompañar a las fuerzas acorazada equipadas con el Leopard 2E.

Temas

Oviedo