Gran Bulevar compra los activos de El Vasco al Sabadell-Herrero e iniciará las obras en otoño

Una recreación, en vista aérea, de cómo quedará el plan espacial de Jovellanos 2 cuando Gran Bulevar termine las obras. / E. C.
Una recreación, en vista aérea, de cómo quedará el plan espacial de Jovellanos 2 cuando Gran Bulevar termine las obras. / E. C.

Cierra acuerdos con Mercadona para la planta baja y con Supera para instalar un centro deportivo de 5.000 metros cuadrados

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El tren está en marcha. La semana pasada Gran Bulevar Espacio Residencial adquirió los activos del solar de la antigua estación de El Vasco, en la calle Vícto Chávarri, abandonado por Vasco XXI (filial de Jovellanos XXI, la sociedad de las familias Cosmen y Lago), al banco Sabadell-Herrero, dueño hasta la fecha de los 15.000 metros cuadrados de suelos del plan especial Jovellanos 2. El paso dado por la mercantil apuntala el proyecto desde que, en febrero de 2017 llegara a un acuerdo con la entidad bancaria para una financiación flexible según llegaran los permisos municipales y se cerraran los contratos con las empresas que gestionarán los espacios comerciales en las tres plantas destinadas a usos terciarios y de servicios.

El proyecto ya pintaba bien desde junio cuando el Ayutamiento concedió una licencia condicionada; supeditada esta a un refundido de todos los proyectos. Por un lado, las tres torres que están a medio construir y que tendrán uso residencial. Según la promotora a fecha de hoy han vendido el 90% de las viviendas. Por otro lado, quedan otras tres torres por levantar en la zona baja del complejo. Dos de ellas tendrán usos socio-sanitarios y la tercera, la más próxima a Martínez Vigil, será un hotel de 75 habitaciones gestionado por la cadena asturiana Blue.

La parte del zócalo, las tres plantas donde los primeros promotores pintaron un centro comercial inviable a todas luces, ha sido un rompecabezas para Gran Buevar al que le quedan ya pocas piezas por encajar. Como adelantó este diario, Mercadona será, finalmente, el supermecado que ocupe la planta baja, con acceso desde la glorieta de la Cruz Roja. El acuerdo está firmado y la cadena distribuidora pretende instalar una de sus tiendas señeras en el centro de Oviedo. Ocupará 1.800 metros cuadrados de superficie.

Más información

Los promotores también han cerrado un acuerdo subsidiario para la gestión de la segunda planta con Supera, la cadena de gimnasios -que tiene la concesión del de Azcárraga y de Otero- para instalar un gran centro deportivo de 5.000 metros cuadrados. Resta, según fuentes del consorcio promotor, cerrar los acuerdos para la primera planta destinada a usos hosteleros.

Hay más. Según fuentes de Gran Bulevar, «va ha haber un operador para el parking rotacional». Se destinarán dos plantas para ello, unas ochocientas plazas, dejando otras cuatrocientas dependientes del conjunto inmobiliario. El aparcamiento cobra vital importancia con el futuro de la entrada a la ciudad, la reordenación del entorno de Santullano y La Vega y el dictamen final del Plan de Movilidad Urbana Sostenible que plantea un intercambiador de autobuses apenas unos cientos de metros más arriba, en La Escandalera.

En relación con Santullano-La Vega, en la cota más baja, la más próxima a la rotonda de la Cruz Roja, se liberará suelo de uso público para suavizar la sensación de 'muralla' con una plaza.

«Estamos trabajado en toda la tramitación para presentar esta semana que entra el refundido del proyecto básico que solicitó el Ayuntamiento para la licencia definitiva», avanzan desde Gran Bulevar. Si todo marcha como desde hace unos meses, «estaríamos deseando poner allí gente a trabajar a partir de octubre», añaden. En un primer momento, las obras consistirán en rematar los tres bloques de viviendas. En la segunda fase se acometerán las actuaciones en las tres plantas comerciales y los aparcamientos y se levantarán las otras tantas torres proyectadas.

La complejidad del ámbito de la actuación, la necesidad de refundir los proyectos anteriores e incorporar la nueva visión de Gran Bulevar aconseja esa ejecución en dos fases. «Queremos destacar que este es un proyecto fundamental para la ciudad y que va a transformar el centro con mezclas de muchos usos diversos», señalan desde Gran Bulevar, optimistas acerca de las oportunidades de un solar que parecía maldito.

Desde que en 2013 se paralizaran las obras y Vasco XXI se declarara en concurso de acreedores han sido cinco años de intentos de reflotar un proyecto que se estima en 100 millones de euros de inversión y que ahora recién arranca.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos