El grupo ETA-Asturcón amenazó con matar al doctor Juan Teixidor antes de intentar secuestrarle

El grupo ETA-Asturcón amenazó con matar al doctor Juan Teixidor antes de intentar secuestrarle
Jua Teixidor de Otto, en el año 2000 tras un homenaje. / E. C.

Un encapuchado le encañonó en 1983 con una pistola y le dijo que iba a asesinarle. Tras un forcejeo, le disparó en una pierna y huyó

C. P. / P. A. OVIEDO.

En la década de los ochenta, Juan Teixidor de Otto era jefe de Cirugía Pediátrica en el Hospital General. Y se convirtió en uno de los objetivos del grupo criminal ETA-Asturcón, que comenzó a extorsionar empresarios en Asturias en los años 70 y tenía su 'base de operaciones' en el Naranco: un zulo, perfectamente equipado e insonorizado, donde guardaban armas, balas y grilletes.

A la organización, a parte de cuyos miembros acaba de identificar la Policía Nacional, se le atribuyen un secuestro, intento de homicidios y estafas.

El doctor Teixidor fue una de sus víctimas: intentaron secuestrarle, le hirieron de bala, y después le reclamaron por carta pagos millonarios. Todo comenzó el 23 de junio de 1983. Ese día, salió en coche de su chalé de Fitoria, en dirección al Hospital General a las ocho de la mañana, pero se vio obligado a bajarse del vehículo para retirar unas maderas que cortaban la carretera. Un encapuchado le estaba esperando: le encañonó con una pistola y le dijo que se pusiera de rodillas porque iba a matarle. En un descuido, el médico, según recogió entonces EL COMERCIO, hizo frente a su agresor, mantuvieron un forcejeo en el transcurso del cual fue disparado en la pierna. Al oír el tiro, sus familiares salieron de la vivienda y el encapuchado se dio a la fuga.

La víctima fue trasladada inmediatamente a la Residencia, con una herida cerca de la cadera, de la que fue operado inmediatamente. Su estado, tras la intervención, resultó satisfactorio, según precisaron entonces los médicos.

Fuentes policiales, según añadió 'ABC' el 24 de junio de 1983, descartaron la posibilidad de que el suceso tuviera alguna connotación política, y ya apuntaron a que más bien se trataba de intento de secuestro por razones económicas. De hecho, el doctor recibió posteriormente cartas de extorsión reclamándole dinero por parte del citado grupo criminal.

Un grupo que acaba de ser señalado por la Policía Nacional. Según informó este pasado miércoles, ha identificado a parte de sus miembros. Aunque las investigaciones están abiertas, ha informado que el líder de la organización, que operó en Asturias y parte de España entre 1974 y 2017, falleció hace seis años, y que ha detenido a un mujer e investigado a otro hombre.

Zulo

El hallazgo de un misterioso zulo en la ladera del monte Naranco por un paseante en 2017 puso sobre la pista a los agentes. Pertenecía a un grupo criminal que se dedicaba a extorsionar empresarios, bajo el nombre de ETA-Asturcón. Se le atribuye un amplio historial delictivo, que en los próximos días puede aumentar.

La Policía detalló, por ejemplo, que en 1979 intentó secuestrar a un empresario, tras citarle en el monte Naranco para devolverle su coche, que le habían robado en el aeropuerto días antes. Una mujer le había llamado por teléfono para indicarle el lugar del encuentro. Una vez allí, intentaron secuestrarle. No tuvieron éxito, pero dispararon a un empleado que le acompañaba. La pesadilla continuó. Durante cuatro años recibió cartas de extorsión firmadas por ETA-Asturcón, y en 1980 el comando incendió unos almacenes que el empresario tenía en el Oviedo Antiguo. Además de eso, preparó una furgoneta llena de explosivos que acabó ardiendo en la calle Miguel Traviesas y que estaba dirigida contra un sobrino suyo.

Posteriormente, además del suceso con el doctor Teixidor, secuestraron durante dos días a un empresario de Colloto.

La banda, además, según detalló la Policía Nacional, formó una red para el cobro de pólizas falsas, por las que obtenía un beneficio anual de entre 1,5 y 3 millones de las antiguas pesetas,

Los agentes siguen investigando el caso y dando pasos gracias al fortuito hallazgo del zulo.