Hallan restos de un asentamiento neandertal en Oviedo

El arqueólogo Alfonso Fanjul, Ana Taboada, Rubén Rosón y el arquitecto Pedro Zapico con algunas piezas encontradas en el bosque de La Zoreda. / FOTOS: ÁLEX PIÑA

Alfonso Fanjul Técnicos del plan de empleo descubren decenas de herramientas del Paleolítico Medio | «Por la cantidad de material podemos estar ante un asentamiento al aire libre», indica el arqueólogo

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

En superficie y en apenas dos metros de terreno, técnicos del plan de empleo municipal que adecenta el bosque de La Zoreda, en La Manjoya, avistaron el pasado lunes varias piezas que, según explicaron ayer en una comparecencia pública, datan del Paleolítico Medio, tienen una antigüedad de 30.000 años y probarían la presencia de poblaciones de neandertales en la zona sur de Oviedo. El hallazgo contiene varios utensilios de mano como un hacha bifaz así como lascas, raederas -uno de los útiles líticos más comunes del Paleolítico- y un núcleo de cuarcita para la fabricación de los mismos. Según el arqueólogo responsable del seguimiento del plan de empleo, Alfonso Fanjul, se trata de un yacimento «importante por la cantidad y calidad» de las piezas.

Fanjul puso en relación el hallazgo con otros encontrados en terrazas fluviales del Nora pero destacó de este su prolijidad, así como la probabilidad de haber hallado un asentamiento neandertal. «La cantidad de material -unas decenas a simple vista- y la mezcla de restos junto a herramientas completas nos hace plantearnos que estamos ante los restos de un hábitat al aire libre. Quizás los restos de una cabaña», indicó sin entrar a precisar la extensión del mismo antes de obtener los permisos necesarios para realizar catas y acometer una excavación al detalle.

De lo conocido sobre las poblaciones de 'Homo neanderthalensis', que habitaron Asturias, el arqueólogo descartó, con los primeros indicios, la posibilidad de estar ante restos biológicos en La Manjoya. Se trataría de una época, la del Paleolítico Medio, en la que «van a empezar a buscar cuevas para vivir durante periodos de frío. Se mueven como nómadas a lo largo de los ríos donde haya recursos para la alimentación».

La antigüedad del yacimiento ha sido determinada por la tipología de la tecnología encontrada. El hacha bifaz, tallada por ambos lados, pertenecería al complejo tecnológico musteriense. «Es una pieza excepcional en talla que nos ha permitido concretar la cronología y el ámbito de trabajo en el Paleolítico Medio. Es el tipo de talla que utiliza la población neandertal en Asturias», expuso al recalcar la singularidad del ejemplar «para las piezas de esta época cuya talla suele ser mas rudimentaria».

Por otro lado, la presencia de cuarcita, «traída a cierta distancia de esa zona del río Gafo», sostendría la tesis de que la población de neandertales «se mueve por la ribera del Nalón», en relación a otros estudios realizados en Siero y la parte oriental del concejo de Oviedo.

Lo encontrado hasta la fecha topa con las limitaciones del proyecto actual, el de un plan de empleo municipal, que, pese a la serendipia, impide la realización de catas y la colecta de ejemplares. Fanjul explicó que, siguiendo con el protocolo de Patrimonio, la Consejería de Cultura fue informada acerca de la existencia del yacimiento y que las herramientas mostradas ayer durante la rueda de prensa quedarán bajo la custodia del plan de empleo. Una vez finalizado, en julio, pasarán a formar parte de la colección del Museo Arqueológico de Asturias.

El experto destacó la relevancia del periodo a estudiar y lo puso en relación con otros hallazgos como el de la cueva del Sidrón, aunque evitó comparaciones en un estadio tan temprano. Calificó el Paleolítico de muy interesante por la cantidad de hallazgos y para la ciudad por la ausencia de proyectos arqueológicos en la actualidad.

Más información

En ese sentido, Rubén Rosón, de cuya concejalía depende el plan de empleo, y la vicealcaldesa Ana Taboada, apostaron por iniciar un estudio en profundidad cuando finalicen los trabajos actuales en los que, originariamente, se descubrieron en La Zoreda elementos arquitectónicos del siglo XX relacionadas con la antigua fábrica de explosivos Río Tinto, como expuso el arquitecto Pedro Zapico.

«Es un día muy importante para Oviedo. Damos el primer paso para trabajar en profundidad en el yacimiento. Tras el hallazgo, cuando finalice el plan de empleo, iniciaremos las labores necesarias para profundizar en el proyecto arqueológico», avanzó el edil que destacó la labor de recuperación de patrimonio natural y arquitectónico y resaltó la importancia de las administraciones locales en el desarrollo del empleo y del territorio. Sin adecentar el bosque, el hallazgo hubiera sido improbable.

La vicealcaldesa echó la vista atrás pero no tanto. Recordó cómo el Ayuntamiento se tuvo que hacer cargo de la descontaminación de los terrenos cuando no eran de su propiedad para los desarrollos urbanísticos previstos. «Frente a aquello, nuestro gobierno recupera espacios para la ciudadanía y además recupera la memoria. No solo la cercana, como esperábamos, sino una bastante más lejana», se felicitó.