La Audiencia Provincial condena a los hermanos Sandulache a 108 años de cárcel

Los hermanos Sandulache, condenados a 55 y 53 años de cárcel por trata de seres humanos
Los hermanos Sandulache. / A. P.

Lideraron la red de trata de seres humanos más activa de los últimos años en Asturias, con prostíbulos en Llanera y Siero

Susana Neira
SUSANA NEIRAOviedo

La Audiencia Provincial ha condenado a 108 años de prisión a los hermanos Sandulache, líderes de la red de trata de seres humanos más activa que ha operado en Asturias en los últimos años, obligando a las mujeres a ejercer la prostitución en dos clubes de alterne de Llanera y Siero.

Según recoge el auto, notificado a las partes esta misma mañana, la pena para el cabecilla C. A. S., de nacionalidad rumana, es de 55 años y diez días de prisión por la suma de tres delitos de trata de seres humanos en concurso con tres delitos de prostitución coactiva, un delito de blanqueo de capitales y otro de lesiones, mientras que su hermano, S. S, ha sido condenado a otros 53 años y diez días de cárcel, por los mismos hechos, salvo ese último delito de lesiones. Ambos han quedado absueltos de otros siete de trata de seres humanos y de lesiones que les imputaba la acusación particular.

Otros integrantes de la red también se someterán a penas de cárcel, quedando absueltas dos de las mujeres que durante el juicio tenían la condición de víctimas y procesadas, si bien al finalizar el juicio la propia Fiscalía Provincial pidió su absolución. Contra esta sentencia puede interponerse un recurso de casación.

La investigación arrancó por una denuncia anónima en la web de la Policía Nacional en 2015. Los seis acusados se enfrentaban a más de 400 años de cárcel. Fue en octubre cuando se reanudó el juicio tras suspenderse en febrero, cuando ya se habían celebrado cuatro sesiones. Tuvo la culpa «un error humano» en la composición del tribunal. Subsanado el fallo y tras varios bailes de fechas, el juicio se inició el pasado 8 de octubre y terminó en 7 de noviembre. Durante las sesiones, todas las víctimas, muchas como testigos protegidas, coincidieron en relatar episodios de extrema violencia, desde agresiones con catanas a violaciones. A algunas de ellas las obligaron a comerse billetes como castigo por no haber llegado a la cuantía que los Sandulache les exigían por noche de obligados servicios sexuales Las traían a España engañadas, prometiéndoles trabajos como camareras en el Principado, pero una vez aquí las obligaban a prostituirse.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos