Los hogares de Gil de Jaz y Toreno registran la renta media más alta con 50.863 euros

Los hogares de Gil de Jaz y Toreno registran la renta media más alta con 50.863 euros

El distrito de Tudela Veguín y Olloniego es el menos acaudalado de Oviedo, con ingresos anuales de 22.856 euros

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

28.007 euros es la diferencia de ingresos familiares al año entre unos distritos de Oviedo y otros. Los hogares más adinerados, en el centro; en concreto los de las calles Toreno y Gil de Jaz, con rentas medias de 50.863 euros. En el otro extremo, la zona más empobrecida del municipio es la de Tudela Veguín y Olloniego, con 22.856 euros. Estos son los datos que refleja el Atlas de Distribución de Renta de los Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE), basado en estadísticas de 2016. Entre unos y otros, la media: las familias ovetenses perciben unos 31.373 euros al año.

A las «altas pensiones» atribuye Juan García, de la asociación vecinal Ovido Reconquista, los elevados ingresos de las dos calles cercanas al Campo de San Francisco. Una zona, eso sí, a la que «está empezando a venir gente más joven con niños» y con una actividad económica en sus locales basada en el comercio y la hostelería, esta última muy dependiente de los trabajadores del sector terciario y los visitantes de los edificios administrativos del entorno.

Siguiendo por los distritos, en la segunda posición de los más adinerados se sitúa San Lázaro. Cuqui Ornazábal, secretaria de la asociación vecinal, señaló ayer que algunos edificios reflejan el poder adquisitivo de las familias, e incluso los proyectos residenciales de futuro, como las torres diseñadas por el arquitecto Pachi Mangado para el solar del antiguo Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Leopoldo Alas Clarín de San Lázaro: «Incluyen la realización de piscinas». El siguiente en la lista es el Oviedo Antiguo, seguido de El Cristo y Buenavista.

En el otro lado de la balanza, la zona de Tudela Veguín y Olloniego. Ayer el secretario de la asociación vecinal de la primera localidad, José Ramón Mortera, señaló los motivos: el envejecimiento de la población, sus bajas pensiones y la concentración de viviendas de emergencia social. En los últimos años entre «diez y quince personas» se trasladaron allí a vivir. «Cada vez que queda una casa vacía el Principado la repara y después el Ayuntamiento se la da a una familia», explicó.

Por barrios, Oviedo cuenta con otro dato destacado, según las cifras desveladas por el mencionado informe. Tiene el más empobrecido de Asturias, La Carisa, con 12.195 euros de ingresos medios por hogar al año. Una situación que no extraño ayer a la presidenta de la asociación vecinal de San Juan de La Corredoria, Maite Orozco: «Hay menos recursos», sentenció. Numerosas familias residen en pisos protegidos del Principado y «pagan una renta acorde a sus ingresos». Los servicios sociales les ayudan económicamente a abonar las facturas y carecen de recursos para otros gastos básicos. «Recurren tanto al Ayuntamiento, Cáritas y Cruz Roja; muchos niños tienen becas para la adquisición de libros», apuntó ayer. Por hacerse una idea, estos hogares reciben cinco veces menos ingresos que los más adinerados de Asturias, situados en el barrio gijonés de Somió, con 68.397 euros anuales.

Cuarto municipio

La brecha económica también se hace palpable en Asturias. Lidera el ránking de los municipios Castrillón con 32.160 euros al año, seguido muy de cerca por Las Regueras, con 31.545 euros por hogar. A estos dos concejos les siguen de cerca Llanera, con 31.542 euros; Oviedo, con esos 31.373, y Coaña, con 30.989. En el otro extremo, con rentas de hogares inferiores a los 20.000 euros anuales, se sitúan Peñamellera Alta, con 17.831; Onís, con 18.818; Santa Eulalia de Oscos, con 19.029; Cabrales, con 19.136; Amieva, con 19.612, y Peñamellera Baja, con 19.935. También analiza el INE las rentas medias por persona. En este caso, la clasificación está liderada por Teverga, con 13.770 euros anuales; seguida de Quirós, con 13.674; Oviedo, con 13.384, y Castrillón, con 13.250.