Un hombre asume dos años de cárcel por robar e incendiar el piso de su vecina

El acusado, que cumple ya condena por un hurto anterior, se hará cargo de los gastos de reparación de los inmuebles siniestrados

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Veinticinco meses de prisión y el abono de la reparación de los daños causados. Esta es la pena que ha asumido el joven J. C. R., de 23 años y nacido en Villablino, por robar e incendiar el piso de su vecina, para quemar las huellas, el pasado 25 de febrero en la calle Augusto Junquera, en Ciudad Naranco.

El juicio estaba programado para la primera hora de la mañana de ayer en el Juzgado de lo Penal número 3. Los abogados llegaron a un acuerdo antes del inicio, que después fue notificado por la magistrada María Paz González-Tascón al acusado dentro de la sala.

La pena es inferior a la petición inicial de la Fiscalía, que pedía tres años de prisión y finalmente rebajó la solicitud al constatar que el acusado sufre un trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad, aunque mantenían intactas sus facultades intelectivas, y ya ha reparado parte del daño.

Ha abonado ya 7.064 euros, más de un tercio de los 18.305 euros en los que tasó la aseguradora los destrozos ocasionados en el piso, y también se ha hecho cargo de la reparación de otras zonas afectadas del edificio. Además, el condenado ingresó en junio en la cuenta del juzgado dos abonos, de 1.500 y 1.442 euros, para resarcir los daños y los efectos sustraídos a su vecina, que había salido a comer con una amiga cuando ocurrieron los hechos.

La condena se sumará a otra que J. C. R. ya está cumpliendo en la cárcel de Asturias, según informó su abogado, el leonés Pedro González Álvarez, en los pasillos del Palacio de Justicia de Llamaquique. Allí también estaban los vecinos del portal afectado y la víctima.

 

Fotos

Vídeos