«Estamos igual que hace ocho días»

Loli Segovia junto al reguero «colapsado» de lodo y piedras que comunica con el pozo en su vivienda del barrio de Cataluña en Trubia. / ROJAS
Loli Segovia junto al reguero «colapsado» de lodo y piedras que comunica con el pozo en su vivienda del barrio de Cataluña en Trubia. / ROJAS

Los vecinos desalojados por las intensas lluvias instan al Ayuntamiento a limpiar de lodo y tierra los terrenos y caminos afectados | Trubia aún sufre los daños del último temporal, que causó inundaciones y un argayo

CECILIA PÉREZ TRUBIA.

«Estamos en vilo. Si no limpian el reguero y empieza a llover de nuevo se inundará todo otra vez». Así de contundente se mostró ayer Loli Segovia. Vecina del número 96 del barrio de Cataluña, en Trubia, fue una de las vecinas desalojadas de su vivienda tras las inundaciones que afectaron a la villa cañonera hace una semana debido a las intensas lluvias. «Estamos igual que hace ocho días, el reguero sigue lleno de lodo y eso que el Ayuntamiento se comprometió a limpiarlo, pero sigue igual», se lamentó.

El reguero del que habla comunica con un pozo que a día de hoy «está colapsado» debido a los restos de lodo, piedras y ramajes que trajo las lluvias. «El problema está ahí porque el pozo recoge las aguas que vienen de la montaña, pasa por debajo de la carretera y desemboca en el río», explicó Loli Segovia. «Cuando yo era pequeña venían los 'camineros' a limpiar el pozo. Iban bajo tierra de un punto a otro, ahora no entra ni un gato».

Este es el motivo por el que esta vecina insta al Ayuntamiento a limpiar esa parte afectada por las lluvias. A día de hoy, a Loli Segovia le sigue entrando lodo por los desagües del baño. «Lo único que me dijeron es que no podía estar en esta casa», incidió la vecina.

Respecto a la vivienda de urgencia que el Principado de Asturias va a poner a disposición de los afectados por las inundaciones, aseguró desconocer cómo iba la tramitación. «A mí que me den una solución porque estoy muy indignada. Les dije que yo quiero la vivienda en Trubia porque estoy sola y ahora mismo estoy viviendo en la casa de mi hermana», enfatizó.

La solución más viable que ve esta vecina es «alquilarme una casa por mi cuenta porque aquí no quiero vivir», aseguró en referencia a la casa que se vio obligada a abandonar tras el informe de la jefa del Servicio de Bomberos, Carmen del Prado, que la declaró inhabitable.

A la espera

Situación parecida está viviendo Diego Fernández. Mientras espera que el Principado gestione la vivienda de emergencia que le fue concedida la semana pasada, este vecino del número 52 de la calle San Francisco de Trubia mira con resignación los desperfectos que las lluvias torrenciales causaron alrededor de su casa. Daños que afectaron a su vivienda que quedó completamente inhabilitada debido a que la fachada de la casa se vio seriamente dañada. Ayer, el terreno colindante y el camino, sin ningún tipo de canalización que discurre por la parte superior de la vivienda, permanecían cubiertos de lodo y tierra.

Este vecino quiere que el Ayuntamiento cumpla con el compromiso que le hicieron hace una semana cuando el alcalde, Wenceslao López, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, visitaron las zonas más afectadas por las inundaciones, entre ellas, la vivienda de Diego Fernández, su mujer y sus dos hijos. «Lo único que quiero es que me informen de las actuaciones que van a realizar», reseñó, porque se ha cumplido ya una semana de las inundaciones y las consecuencias aún son palpables en los dos barrios afectados en Trubia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos