Una iluminación navideña «elegante» y «súper bonita»

Ovetenses y turistas se sacaron fotos ayer con el muñeco de nieve de Porlier. / FOTOS DE ALEX PIÑA
Ovetenses y turistas se sacaron fotos ayer con el muñeco de nieve de Porlier. / FOTOS DE ALEX PIÑA

Vecinos y turistas ensalzan la decoración de El Antiguo; aunque algunos lamentan que no se extienda a todos los barrios | El árbol de la plaza de la Constitución y el muñeco de nieve de Porlier se alzan como los principales reclamos

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Tres millones de puntos de luz iluminan esta Navidad 215 calles de la zona urbana y rural y veintiocho centros sociales de Oviedo. Como en todas las ciudades, esta decoración se ha convertido en uno de los reclamos para los ovetenses y turistas que pasean principalmente por el centro, donde encuentran las mejores composiciones para sacarse fotos. Ayer hasta había que ponerse en cola para hacerse un 'selfie' en El Antiguo, especialmente ante el árbol de la plaza de la Constitución y ante el muñeco de nieve de Porlier.

La puntuación a las luces de este año, en general, es buena. «La iluminación en Oviedo conjuga con la arquitectura», elogió el canario Franklin Anderson, de vacaciones con su familia en este puente de la Constitución. Ayer pasearon por El Antiguo, con una primera parada en Porlier. Tanto él como su mujer, Jéssica Chavez, se retrataron con el muñeco y las bolas de nieve. Después se dirigieron hasta la Catedral y el Ayuntamiento, donde las luces ya estaban encendidas a media mañana. «Las calles están súper bonitas. Nos hemos sacado muchas fotos y de noche estaba muy guapo», resumió Chávez.

El malagueño Carlos Téllez recorrió ayer con la gallega Covadonga Fernández esta zona. En su opinión, el diseño navideño es «elegante». Incluso propuso al Ayuntamiento «copiar» el proyecto de la calle Larios de la capital de la Costa del Sol: «Todos los días se hace un espectáculo musical donde se conjuga la música con las luces. En total, se interpretan tres o cuatro canciones de rock y villancicos. Viene un montón de gente». Por su parte, Fernández comentó que la decoración en Oviedo es «discreta» y «adecuada».

Necesidades en los barrios

No solo los turistas contemplaban ayer la iluminación navideña, también los ovetenses. Juan Manuel Fernández y su hijo, Esteban, la calificaron como «genial» aunque le pusieron una pega: «Es una pena que no todos los barrios estén iluminados, como pasa en la calle Bermúdez de Castro», añadió el padre. El segundo incidió en que en La Florida hay calles «sin una luz». «La decoración se centra más en el centro que en el resto de sitios», comparó.

 

Fotos

Vídeos