Imputan un delito de atentado contra la autoridad al detenido en Ventura Rodríguez

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La Policía Nacional ha imputado un delito de atentado contra la autoridad a uno de los dos detenidos este miércoles tras una espectacular persecución por las calles del centro de la ciudad. Tras la detención y prestar declaración, fue puesto en libertad a la espera de que se celebre el juicio.

El segundo de los detenidos, sobre el que pesaba una orden de busca y captura por un requerimiento judicial, continuaba ayer en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Asturias. El motivo, según explicaron fuentes de la Comisaría, se debe a que sobre él pesan, además de la requisitoria del juzgado, «varias causas policiales pendientes».

Los dos individuos se dieron a la fuga en el momento que dos agentes motorizados de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) procedieron a identificarlos cuando los vieron en actitud sospechosa por la calle Uría. El primero de los detenidos fue interceptado en la calle Viaducto Marquina, gracias a que la moto de un repartidor de pizza le cerró el paso, momento aprovechado por uno de los agentes para detenerlo. El otro individuo fue detenido en la calle Ventura Rodríguez por el otro agente policial. El joven, que iba indocumentado, y al que imputan un delito de atentado contra la autoridad dijo que escapó por miedo a ser multado porque portaba «unos porros» en el bolsillo.