Imputan un delito de maltrato al dueño del perro rescatado en Almacenes Industriales

'Abel' tras ser rescatado de la nave este domingo. / E. C.
'Abel' tras ser rescatado de la nave este domingo. / E. C.

El propietario, un indigente ovetense, reconoció que había abandonado al can y atado su hocico con un cordón para que no ladrase

CECILIA PÉREZOVIEDO.

La Fiscalía del Principado de Asturias imputa un delito de maltrato animal al dueño del perro rescatado este domingo de una nave abandonada de Almacenes Industriales, en Ciudad Naranco. El animal presentaba una herida profunda alrededor del hocico y otra en una pata. Fue localizado tras el aviso de varios vecinos. La Policía Local lo halló encerrado tras un muro de ladrillo.

El can fue trasladado de inmediato al Albergue Municipal de Animales donde se intentó localizar a su dueño ya que el perro contaba con microchip identificativo. No fue hasta ayer por la mañana cuando el propietario hizo acto de presencia en las instalaciones de La Bolgachina.

Se trata de un indigente «muy conocido», aseguraron desde la Perrera. Su intención era recuperar el perro y llevárselo con él, pero tanto la Policía Local como los responsables del Albergue Municipal de Animales le comunicaron la imposibilidad de su cometido ya que ha sido denunciado por un presunto delito de maltrato y abandono animal. La Fiscalía del Principado de Asturias ya ha tomado medidas y ahora serán los tribunales quienes decidan si se enfrenta a un delito leve o grave de maltrato animal.

El hombre reconoció que abandonó al perro, que ha sido rebautizado como 'Abel', porque en la habitación en la que reside no le permitían tener animales. Optó por abandonarlo en una de las naves de Almacenes Industriales en unas condiciones insalubres, sin comida ni agua, explicaron fuentes de la Perrera.

Según reconoció el dueño del animal, para «evitar que los ladridos molestaran a los vecinos» le ató el hocico con «un cordón ancho» pero explicó que «desconocía» cómo pudo producirse las heridas profundas y sangrantes que presentaba 'Abel' alrededor del hocico.

El animal, un mestizo de pastor alemán de 5 años, evoluciona favorablemente de las heridas, tanto la de la boca como la de la pierna, esta última necesitó dos puntos de sutura. Ahora, el Albergue de Animales ha iniciado los trámites para buscarle una familia de acogida.