Las Caldas recupera a Pablo Iglesias

Las Caldas recupera a Pablo Iglesias
Adrián Barbón, Wenceslao López, Javier Fernández Lanero y Pepe Álvarez charlan tras el acto. / H. A.

El Ayuntamiento restituye el nombre del paseo principal de la localidad

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Ocurre que, en realidad, nunca lo perdió del todo. El paseo de Las Caldas, desde 1933, lleva oficialmente el nombre del que fuera fundador del Partido Socialista Obrero Español y de la Unión General de Trabajadores. Faltaba la placa. Como con otras muchas cosas, la guerra civil trastocó primero el mundo de lo sensible y sumergió en tinieblas el recuerdo de que en ese remanso se levantaba una columna de hierro forjado con la inscripción: Paseo de Pablo Iglesias Posse. Muy posiblemente un camión, maniobrando en medio de la contienda, derribara el ornamento que acabó arrumbado en la fuente de los Tres Caños y desde entonces nunca más se supo. Con el fin de la contienda, llegó el olvido.

Hasta que, en 1990, el Pleno del Ayuntamiento de Oviedo, a petición del historiador Ángel de la Fuente, trató de recuperar la placa indicativa. Wenceslao López lamentó ayer las «trabas burocráticas» que lo impidieron hasta ayer cuando, también orgulloso del legado de Iglesias, el alcalde pudo descubrir la placa junto con el citado De la Fuente y el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez. La organización sindical se sumó a la iniciativa el año pasado para dar fuerza a una petición que llevaba frenada desde hace casi tres décadas.

En una tarde para el recuerdo de la figura del fundador de su partido, López rememoró los viajes de Iglesias a Oviedo durante la década de 1890 cuando organizó al gremio de tipógrafos y fundó la agrupación socialista local. «Es increíble, hasta hace tres años no sabía que esta calle se llamaba así», desveló el alcalde.

De la Fuente explicó cómo comenzó a documentar la existencia de la placa original en 1986, cómo reunió medio centenar de firmas y emprendió un largo peregrinar de columnas de opinión solicitando «memoria sin sectarismos». en reconocimiento de la figura capital de Iglesias en la difusión del progresismo y del socialismo democrático.

Álvarez agradeció la «valentía de los vecinos de Las Caldas y el Ayuntamiento de Oviedo» en el impulso de la iniciativa. Fue el más combativo de los tres ponentes. «Sin reparación de la memoria no habrá convivencia», espetó. «Pablo Iglesias forma parte de la historia de este país y forma parte del movimiento que más bienestar ha generado», agregó el sindicalista belmontino que pidió resolver las cuitas del pasado para poder «mirar hacia el futuro».

Para Adrián Barbón, que acudió a título de secretario general de la FSA, sin presencia en el acto oficial, la talla del fundador del socialismo español se eleva hasta «santo laico». «Recordar a Pablo Iglesias, estando o no de acuerdo con sus ideas, evidentemente yo lo estoy, es recordar un comportamiento siempre ético», destacó.

La representación municipal la completaron los ediles socialistas Ana Rivas, Ricardo Fernández y Diego Valiño; así como Cristina Pontón, de Izquierda Unida. Iván Piñuela, secretario general de la AMSO, también acudió así como el máximo responsable de la UGT en Asturias, Javier Fernández Lanero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos