«Los ingenieros escribieron el triunfo económico y político de Franco»

José Pedro Sancho , Lino Camprubí y Francisco Blanco. / HUGO ÁLVAREZ
José Pedro Sancho , Lino Camprubí y Francisco Blanco. / HUGO ÁLVAREZ

Lino Camprubí Bueno presenta 'Los ingenieros de Franco' en la Escuela de Minas y charla sobre la industrialización, la guerra fría y el catolicismo

A. ARCE OVIEDO.

El que fuera caudillo de España durante cuarenta años, Francisco Franco Bahamonde, solía inaugurar sus famosos pantanos con un discurso en el que incluía constantemente la idea de la importancia de la tecnología para construir una España libre y unida. Así lo hizo, entre innumerables casos, cuando inauguró en 1952 el pantano del Ebro. «Los ingenieros escribieron el triunfo político económico y político de Franco», matizó el historiador, filósofo e investigador ligado a la Universidad de Sevilla, Lino Camprubí Bueno. Lo hizo durante la conferencia que ofreció ayer en la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de la Universidad de Oviedo y en la que presentó su última obra (de 2017), 'Los ingenieros de Franco'. Se encargaron de presentarlo al público el director de la Escuela de Minas; Francisco Blanco; y el catedrático José Pedro Sancho Martínez.

En 1952 España se creía la quinta potencia mundial en reservas de uranio -algo que se desmentiría después-. Tras unos pocos años, la empresa International Minerals and Chemilchals trataba de persuadir al Gobierno español de firmar un contrato para la explotación de los fosfatos del Sáhara Occidental. Luego llegó el carbón. Tres hitos que a su vez son las claves fundamentales del libro.

La obra, además, no olvida aquella parte de la historia, habla de los pantanos de Franco, de los pactos hispano-norteamericanos y de Gibraltar. Además, también vincula la historia de los avances constructivos con Galicia y del influjo nacionalcatólico del Opus Dei en la industria del momento, que, entre otras cosas, geminó en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El objetivo principal de 'Los ingenieros de Franco' no es escribir una historia de la ciencia y la tecnología bajo el franquismo, «que también», sino tratar de comprender su papel en la construcción del nuevo régimen. El desarrollo de un país que sale roto de la guerra civil y en el que bajo «una apariencia de tradición» se encontraba la más pura de las tecnocracias. Ingenieros y curas; tradición e industrialización. Ese era el escenario «en el que se movía Franco», apuntó Camprubí Bueno, nieto del ilustre materialista filosófico.