Ingresa en prisión por robar 115 baterías de coches

CECILIA PÉREZOVIEDO.

En lo que va de año, la Jefatura Superior de Policía de Asturias recibió un total de 115 denuncias por la sustracción de baterías de vehículos aparcados en garajes comunitarios de la ciudad. Una cifra nada baladí que originó una investigación que concluyó con la detención y el envío a prisión de un hombre como presunto autor del robo de las 115 baterías.

La detención se produjo en Avilés este mismo jueves. El individuo tenía en su poder «un gran número de mandos de acceso a garajes comunitarios», explicaron fuentes policiales, a través de una nota de prensa. Los agentes comprobaron que muchos de esos dispositivos a distancia abrían los portones de los garajes donde se produjeron los robos de las baterías.

La investigación también dictaminó que el detenido ya se había desecho de parte del material. Había vendido «más de cuatro mil kilos de baterías», cifraron desde la Jefatura Superior de Policía de Asturias. También puso a la venta, a través de internet, «varias herramientas» que previamente había sustraído de los garajes.

Material recuperado

Muchas de las baterías robadas han podido ser devueltas a sus propietarios así como otra gran cantidad de objetos robados. El detenido fue puesto a disposición judicial quien decretó su ingreso en el centro penitenciario del Principado de Asturias.

La mayor parte de las sustracciones se produjeron en garajes de comunidades vecinales de los barrios de Villafría, La Corredoria y Colloto.

Las baterías de los automóviles son muy codiciadas por los amigos de lo ajeno por su alto contenido en plomo. Un material que en el mercado puede alcanzar el precio de ochenta y dos céntimos por kilogramo.