«Las instituciones no están corrompidas», defiende la delegada del Gobierno

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa. / D. ARIENZA

Delia Losa asegura que «las contrataciones se realizan de forma escrupulosa» y Lastra pide «seriedad y respeto» al PP, que vinculó al Principado con el caso'

AIDA COLLADO GIJÓN.

La Feria Internacional de Muestras, por donde cada día desfilan políticos y autoridades de primer orden, se convirtió ayer en el escenario, si no idóneo, sí obligado para pronunciarse sobre el espinoso 'caso Enredadera', del que hablará el equipo de gobierno local en el Pleno de la próxima semana convocado a tal fin. La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, aprovechó su visita al recinto y a preguntas de los periodistas para pedir, en relación a la investigación de la trama y al seguimiento que se realiza de esta, que «no se haga una culpabilidad general, porque a veces tendemos a hacer creer que todo está corrompido y yo creo que es todo lo contrario». Así, antes de visitar por tercera vez la Fidma, puntualizó que aunque «sí hay casos puntuales de corrupción de personas, las instituciones no están corrompidas». Y defendió, en la misma línea, que «las contrataciones en las distintas administraciones se hacen de una manera muy escrupulosa».

Losa, quien dijo no tener más información sobre la investigación que la publicada en los medios de comunicación, se mantuvo firme en que no se puede culpar a los responsables municipales de que «en una tramitación que licitas legítimamente, siguiendo todo el procedimiento, intervengan empresas que en un momento determinado cometan irregularidades». Y es cuando se descubren tales irregularidades, amplió, «cuando hay que tomar medidas». Pero, en su opinión, hay que evitar «demonizar a todo el sistema de contratación y a las empresas que se presentan», insistió.

«Rigor y prudencia»

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, también pasó por la Feria y también fue preguntado por el caso. Él se refirió directamente al Partido Popular, al que pidió «rigor, prudencia y respeto», tras hacer público los populares la vinculación de dos contratos de la Consejería de Servicios Sociales con empresas que están siendo investigadas.

Solo un día antes, el diputado regional del PP Matías Rodríguez Feito había desvelado que la Consejería de Servicios y Derechos Sociales adjudicó este año varios contratos a la empresa Aralia, una de las implicadas, así como a La Productora, que estuvo también vinculada al 'caso Renedo'.

Lastra se mostró sorprendido. «¿Qué forma de hacer política es esta? ¿Hay alguien que crea que esto es decente, que esta es la forma de presentar en sociedad sin mirar ni siquiera cuál es la situación de su propia casa?», se preguntó el consejero. «¿No le parece mucha cara?», interpeló en respuesta a Rodríguez Feito.

Lastra reprochó al diputado que hable de contratación «sin ningún tipo de cautela», haciendo «una especie de denuncia». Y que actúe «sin mirar siquiera cuál es la situación que tienen en su propia casa».

El consejero explicó que el problema no es que existan contratos -porque probablemente los haya-, sino qué tipo de procedimiento se llevó a cabo para su adjudicación. Y, de este modo, abogó por «no ensuciar todo lo que se toca» y hablar acerca del asunto «con un poco más de seriedad».

También a la puerta del recinto ferial, el presidente de Foro, Pedro Leal, ratificó su «total apoyo y confianza» en la capacidad de los líderes del partido en Gijón, así como en su «excelente trabajo» en el Ayuntamiento, del que, recordó, «ofrecen explicaciones puntualmente». Como antes hicieran Losa y Lastra, mostró una actitud templada: «Cada uno es responsable de sus propios actos y de aquellos en los que participa, pero no es responsable en ningún modo de los pensamientos que tengan los demás», zanjó.

 

Fotos

Vídeos