La instrucción por la muerte de David Carragal se cerrará con los médicos forenses

El Palacio de Justicia de Oviedo. / M. ROJAS
El Palacio de Justicia de Oviedo. / M. ROJAS

El abogado del único joven en prisión, Jorge Cue, estudiará pedir su puesta en libertad cuando se conozca cómo fue la agresión

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

La instrucción por la muerte de David Carragal, el profesor pixueto de 33 años fallecido tras sufrir una agresión en La Florida, continúa abierta. No se cerrará hasta dentro de «uno o dos meses» porque aún faltan por declarar los «médicos» forenses. Serán ellos quienes determinen ante la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo, María Luisa Llaneza, cómo fue «la patada, la caída y las causas del fallecimiento».

Será entonces cuando el abogado Gabriel Cueto estudie la petición para la puesta en libertad del único joven en prisión, el llanisco Jorge Cue de 18 años. «Ante todo prudencia, por el momento la instrucción sigue abierta», señala este letrado que también defiende a los otros dos investigados: un ovetense de 18 años y otro llanisco de 19.

Los tres jóvenes se entregaron a la Policía siete días después de la presunta agresión. Tuvo lugar la madrugada de 11 de junio cuando el profesor pixueto volvía con dos amigas de ver la actuación de la orquesta Panorama en las fiestas de La Florida. Se cruzó con el grupo de Cue. Hubo un altercado, Carragal cayó al suelo y se golpeó la cabeza.Fue trasladado de inmediato al HUCA. Estuvo días entre la vida y la muerte, pero finalmente no superó las heridas sufridas en la cabeza y falleció el 17 de junio.

Más información

El informe preliminar de la autopsia reveló que la víctima recibió un golpe primero en la cara antes de caer al suelo. Una vez certificada su muerte, los tres investigados se entregaron a la Policía. Declararon, primero ante los agentes y después ante la jueza, que lo sucedido «no fue más que un altercado» tras haber mirado a una de las amigas que acompañaban a Carragal. «Uno de los chicos miró a una de las jóvenes que iban con el fallecido y este reaccionó de forma desproporcionada», defendió por aquel entonces Cueto.

Habría sido entonces, tras esa supuesta reacción de Carragal, cuando Jorge Cue «lanzó una patada a la víctima», pero sin precisar «si le alcanzó o en qué parte del cuerpo le impactó». Los jóvenes vieron cómo la víctima se tambaleaba y huyeron antes de que cayera al suelo.

La jueza decretó el ingreso en prisión del llanisco de 18 años como presunto autor de un delito de homicidio doloso. Los otros dos investigados están en libertad con cargos, por omisión de socorro, un delito que también se imputa a Cue. Estas calificaciones pueden ser modificadas a lo largo de la instrucción judicial.

Declaraciones de instrucción

El mismo día que los tres detenidos pasaron a disposición de la juez, también, declaró una de las testigos. Pero no fue hasta semanas más tarde cuando la Policía dio con un joven que facilitó un testimonio «clarificador» sobre los hechos. Compareció días más tarde ante la titular del juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo y ahora faltan por declarar los médicos forenses.