La inversión municipal cayó al mínimo durante el primer semestre al ejecutarse solo el 4%

Los trabajos de reurbanización de la calle Goya, que terminarán este mes. / PABLO LORENZANA
Los trabajos de reurbanización de la calle Goya, que terminarán este mes. / PABLO LORENZANA

Hasta junio, el Ayuntamiento efectuó obras por 1,7 millones de euros frente a los 4 del ejercicio anterior

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Era fácil engordar los números con respecto al primer trimestre del año, cuando el Ayuntamiento ejecutó obras por 67.441 euros de los 42 millones presupuestados en inversiones. Pero, pasado el ecuador del ejercicio, las cifras no son para echar campanas al vuelo. Descontando el pago de los 18 millones por la sentencia del Calatrava, que se computan en el capítulo sexto, la ejecución presupuestaria no pasa del 4%: 1,7 millones de euros.

El dictamen del Tribuna Supremo que ratificó la decisión del TSJA con respecto a la ejecución del contrato de 'los palacios', lastró el presupuesto de 2018, que necesitó varias modificaciones e incorporar el remanente de tesorería del ejercicio anterior. Hasta junio, con la amenaza de intervención por parte de Hacienda incluida, no hubo cuentas en firme.

Además, el margen para hacer realidad las previsiones del gobierno se estrechó. Intervención General del Ayuntamiento requirió un ajuste de 16 millones del presupuesto en aras de cumplir el objetivo de estabilidad y el Plan Económico-Financiero de 2018.

Eso en los papeles. En la calle, refrendando lo anterior, el impacto de las previsiones municipales en cuanto a inversiones cae a mínimos históricos. El año pasado por estas fechas la ejecución ascendía a 4 millones. A 31 de junio, las mayores partidas ejecutadas fueron para obras en vías públicas, 711.343 euros; mejoras en caminos vecinales, 274.763; otros 205.838 para adecentar edificios e inversiones en patrimonio, y 103.109 euros destinados a parques y jardines.

Siendo optimistas y contando por buenas las previsiones del gobierno local, en el tercer trimestre del año se ejecutará la mayor obra del mandato. La reurbanización e impermeabilización de la plaza de los Ferroviarios de la losa de Renfe costará 1,9 millones de euros y que tiene un plazo de ejecución de cuatro meses. También está prevista para este año una inversión de 500.000 euros en expropiaciones desde el área de Infraestructuras. Otro medio millón para una senda en el río Nora y otro tanto para movilidad urbana. El Ayuntamiento acaba de sacar a concurso otras actuaciones, como el nuevo acceso a las pistas deportivas de San Lázaro por 689.000 euros.

Más información

«Parálisis municipal»

Para la oposición la «parálisis» se agudiza. «Otro año más, las demoras y los incumplimientos en materia de inversiones confirman un alarmante escenario que merma las posibilidades de desarrollo económico del municipio», criticó esta semana el edil del Partido Popular, Eduardo Rodríguez, que calificó esto de «engaño a los ovetenses».

Además, el concejal sostiene que «el presupuesto es holgadamente irrealizable». En los tres ejercicios anteriores apenas se ha llegado al 25% de ejecución de lo previsto.

«Aprobar unos presupuestos ficticios en marzo, al margen de la ley, con la mayor parte de las inversiones (el 86%) financiadas con préstamos bancarios, unido a una desastrosa gestión, trae estas lamentables consecuencias», recalca el concejal, que une las críticas en cuanto a la capacidad de plasmar los presupuestos con las pretensiones en materia impositiva para el próximo año.

«Cuando al tripartito le sobra el 20% del presupuesto, cuando solo ejecuta el 4% de las inversiones previstas en seis meses, anunciar subidas de impuestos es un disparate», afirma en relación al anuncio hecho por el concejal de Economía, Rubén Rosón, de subir el tipo diferenciado del IBI para los grandes catastros al 1,3%.

«Endeudarse para que las inversiones anunciadas no vean la luz supone un elevado coste y una gran frustración para los vecinos, que además ven cómo una parte de sus impuestos se quedan en el cajón, engrosando el remanente», recalca Rodríguez antes de «exigir más gestión» para salir de la «parálisis municipal».

«Con mayoría absoluta y después de tres años de gobierno, es inadmisible un balance tan desalentador», añade. «Es inconcebible que un gobierno que ejecuta tan deficientemente el presupuesto municipal se preocupe de incrementar más la recaudación. Recaudar más y gastar menos ha sido la tónica de la gestión del tripartito», concluye el concejal popular.

 

Fotos

Vídeos