Un inversor ofrece 4,2 millones por La Gruta diez minutos antes del cierre de la subasta

El hotel, en el alto Buenavista, cuenta con más de un centenar de habitaciones de cuatro estrellas. / ALEX PIÑA
El hotel, en el alto Buenavista, cuenta con más de un centenar de habitaciones de cuatro estrellas. / ALEX PIÑA

Los dos licitadores que han apostado más alto, con una escasa diferencia, volverán a pelear por el hotel en una segunda fase

ALBERTO ARCEOVIEDO.

Uno, dos, tres... ¡adjudicado! Al menos por el momento. Quedan dos días, pero el emblemático hotel La Gruta del alto de Buenavista está cada vez más cerca de tener un nuevo propietario. Y es que si este diario adelantaba ayer los primeros pasos de una subasta que comenzó con timidez y apostando a la baja en la jornada previa a su cierre, la mañana de ayer estuvo realmente movida. Cuatro jugadores en el tablero se midieron las fuerzas con ofertas desde los 504.000 hasta los 4, 2 millones de euros. No obstante, hubo un pequeño margen para las sorpresas. Y los que ya ayer parecían los dos interesados principales, que protagonizaron una lucha encarnizada durante toda la mañana y parte del mediodía con pujas y envites en cuestión de segundos, quedaron inesperadamente desbancados. A diez minutos exactos del cierre de la primera fase de la licitación pública, un inversor de última hora puso sobre la mesa 4.248.000 euros, asegurándose el primer puesto de cara a la fase final, que culminará mañana a la una de la tarde.

En este segundo período del proceso, que se abrirá a las diez de la mañana de hoy, solo participarán los dos licitadores que han lanzado las cifras más altas. Es decir, los dos pujantes que han presentado sendas ofertas de 4.248.000 y 4.200.000 euros, siendo este último el que llevaba las de ganar hasta diez minutos antes del cierre. Algunas de las ideas planteadas durante estas últimas semanas para renovar La Gruta, que en su última etapa se llamaba 'New Hotel', pasaban por convertir el icónico establecimiento en una residencia estudiantil o mantener su trayectoria hotelera.

En ese sentido, y sin llegar a los 4,5 millones de euros, las pujas solo abarcan la mitad del precio que abonó hace una década el anterior dueño del complejo, Amado Alonso Hevia. Aun así, matizaron fuentes de la sociedad encargada del concurso de acreedores de la empresa, Alonso-Vega, Silvan y Tejerina Administradores Concursales SLP, «¿cuántas veces no se ha vendido un inmueble por la décima parte de lo que se pagó por él? Estos procesos funcionan así», explicaron. «El Banco de Santander, que aún no se ha pronunciado, tendrá la última palabra de cara a aceptar o denegar las propuestas presentadas por los licitadores», advirtieron las mismas fuentes. Sin embargo, también avanzaron que estas cifras «entran dentro de lo que el banco está dispuesto a aceptar».

Sin embargo, aún distan de las alcanzadas en 1999, cuando el empresario tinetense José Argimiro Antón pagó casi 19,2 millones de euros (3.200 millones de las antiguas pesetas) a los hermanos Cantón, la operación más costosa que se recuerda.

Un nuevo capítulo

Hace más de medio siglo, Benito, Valentín y Ernesto Cantón abrieron La Gruta, un merendero donde se servía jamón en el alto de Buenavista. Ellos mismos lo construyeron de la forma más humilde aprovechando los materiales que iban encontrando por la calle. Era 1959 y las páginas del libro aún estaban por escribir. Ahora, a dos días de marcar el nuevo rumbo, las 105 habitaciones con categoría de cuatro estrellas y la amplia docena de salones esperan una nueva vida.

Más información

Temas

Oviedo