Investigan a la gerente de una academia por una supuesta estafa piramidal

La Guardia Civil apela a la colaboración ciudadana para que denuncie en caso de haber sido víctima ya que no descarta que haya más afectados

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Ofrecía becas de estudio privadas de carácter exclusivo para sus clientes con una rentabilidad de hasta el doble de la cantidad invertida. Este era el gancho de la gerente de una academia de formación de Oviedo que investiga la Guardia Civil por un presunto delito de estafa piramidal «basado en unas supuestas becas con rentabilidad asegurada y con las que prometía grandes ganancias», explicaron fuentes del Instituto Armado a través de una nota de prensa.

El operativo se inició a raíz de la denuncia formulada por un matrimonio. La pareja explicó que había invertido «1.000 euros en supuestas becas de estudios ofertadas desde una academia que les había garantizado unas altas ganancias que nunca llegaron a cobrar».

Según la información aportada por la Policía Judicial de Tudela Veguín, que lleva la investigación, esta manera de actuar se corresponde con las conocidas como estafas piramidales. Es decir, aquellas en las que no existe una actividad o inversión real que la sustente, sino que los beneficios obtenidos por algunos inversores se pagan directamente con el dinero que invierten los últimos en llegar.

Este tipo de empresas se caracterizan por no invertir el dinero en lo que dicen, por ofrecer rentabilidades muy altas y aseguradas y donde siempre hay gente que ha cobrado lo prometido, informaron los investigadores.

Desde la Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo aseguraron que puede haber más afectados, por lo que han solicitado la colaboración ciudadana con el fin de denunciar más casos, ya que la investigación se mantiene abierta. No descartan que aparezcan incluso personas que desconozcan han sido víctimas.

Una de las estafas piramidales más conocidas en España fue la fraudulenta venta de sellos de Fórum y Afinsa en 2006. Hace una semana la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros presentó una queja ante la Comisión Europea que elevará al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.