Investigan al tripartito por prevaricación tras el cambio de placas de calles

Un operario cambia la placa de 19 de julio por Progreso. /  A. PIÑA
Un operario cambia la placa de 19 de julio por Progreso. / A. PIÑA

La Fiscalía abre diligencias tras la denuncia de la Hermandad de Defensores de Oviedo

D. LUMBRERAS OVIEDO.

La Físcalía investiga al equipo de gobierno por presuntos delitos de daños en el patrimonio público, malversación y prevaricación por la retirada de 21 placas de calles en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Los nuevos rótulos se colocaron el mes pasado.

«Es obligatorio abrir diligencias cuando hay denuncia, no quiere decir que a priori vean que hay algo», precisaron desde el Ministerio Público sobre las actuaciones en curso, que comenzaron el pasado 10 de mayo.

La Hermandad de Defensores de Oviedo, que se opone al cambio que acordó el equipo de gobierno en diciembre de 2016, comunicó a la Fiscalía el pasado 14 de abril que «varios juzgados de España se pronunciaron en contra del cambio de nombres de calles en supuestos idénticos», y que en otras ciudades como Madrid «decidieron suspender la ejecución del cambio a la espera de una resolución judicial firme». Pese a ello, lamentaron, «el Ayuntamiento decidió aplicar la vía de hecho y apresurarse a ejecutar el cambio».

En esta operación, continuaron, «el Ayuntamiento reconocía haber gastado 57.000 euros» en el cambio de placas, «a lo que habría que añadir el coste de eliminar las placas de bronce existentes y el descubrimiento, con una estimación inicial de 70.000 euros». Los Defensores argumentaron que «el interés general no pasaba por gastar fondos públicos con motivos sectarios y partidistas», por lo que lo sucedido «pudiera tener acomodo penal», como trasladaron a la Fiscalía.

La Hermandad ya había demandado al Ayuntamiento por el cambio de nombres y reclamado como medida cautelar su paralización, algo que le fue denegado. El asunto se dirimirá en un juicio el 4 de julio en el Juzgado de lo Contencioso.

 

Fotos

Vídeos